NOTICIAS
28/08/2019 14:52 CEST | Actualizado 28/08/2019 14:53 CEST

Primer día sin nuevos casos de listeriosis desde el inicio del brote

Moreno reconoce fallos en la comunicación de la crisis, pero defiende su "rigor"

José Manuel Vidal / Agencia EFE
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moren, y el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, en la reunión de hoy en el Virgen del Rocío. 

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha afirmado este miércoles que ayer, día 27, fue la primera jornada en la que no se registraron en esta comunidad nuevos positivos por listeria desde el inicio del brote a mediados de agosto.

El número de ingresados en los hospitales andaluces se ha reducido en las últimas 24 horas a 77 personas, nueve menos que en la jornada anterior, ha dicho a los medios de comunicación Moreno, quien se ha reunido con los profesionales que atienden a los pacientes en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Las mujeres embarazadas ingresadas actualmente son 28, tres menos que el día anterior, por lo que confirma “una evolución claramente favorable” del brote.

Hasta el momento son dos las muertes confirmadas: una mujer de 74 años que falleció ayer, y otra de 90 años que murió en los primeros días del brote. Hay un tercer fallecimiento, el de un hombre con cáncer de páncreas, que todavía está en estudio y en los próximos días se determinará si también tiene que ver con la bacteria de la listeria.

El portavoz de la comisión de seguimiento de esta crisis alimentaria, el doctor José Miguel Cisneros, ha explicado que lo “normal” es que ese caso y el de un aborto que se produjo, también en estudio, se deban a este mismo brote, aunque todavía no está confirmado

Asume fallos de comunicación

Moreno ha resaltado el “claro proceso de inflexión” que está sufriendo el brote de listeriosis en la comunidad y ha resaltado que probablemente están “escribiendo un nuevo relato en el combate de la listeriosis en España y en el mundo”. Ha basado su afirmación en que el índice de mortandad de esta enfermedad es del 17% y hasta la fecha en Andalucía están “muy por debajo” de esa cifra.

El mandatario popular ha trasladado un mensaje de confianza a la ciudadanía y ha garantizado que se ha actuado “con máximo rigor”, porque es un asunto del que hay que hablar siempre “con datos probados”, primero localizando la infección, después limitando la distribución del producto y a la vez estableciendo planes sanitarios.

Al ser preguntado por la actuación de la Junta, ha explicado que es un asunto de “enorme complejidad” y que “cualquier administración seria tiene que esperar los tiempos que tiene que esperar”, pero la información se ha trasladado “en tiempo y forma”. Ha admitido que en materia de comunicación puede que a veces no hayan estado “lo más acertado” pero ha defendido que el brote ha supuesto una movilización de personal y recursos muy compleja.

Moreno ha advertido de que “la única responsable” de la situación actual es la empresa, Magrudis, que será la que tenga que responder ante las reclamaciones de los afectados e incluso de la Junta.

“Alarma” y “deslealtad”

Ha criticado que la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, vuelva de las vacaciones de agosto “generando alarma” justo el primer día en el que no se han registrado nuevos casos de contagio y le ha pedido responsabilidad porque “cuando uno está apagando un incendio el compañero no puede coger la manguera y golpearle”. Además, ha denunciado la “deslealtad” del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, por llamar a Díaz para preguntar por el brote de listeriosis pero no llamar al presidente de la Junta.

Moreno ha cuestionado por qué Sánchez se comporta como “un dirigente de parte” en lugar de como un representante institucional, lo que ve como “una prueba más de deslealtad, de miopía política”. Ha mantenido que la gestión del brote por los profesionales del Servicio Andaluz de Salud (SAS) tiene “mucho de vanguardia” y ha respaldado la actuación de la Consejería de Salud.

A pesar de la “clara tendencia a la inflexión del brote” ha advertido de que deben mantener “las espadas en alto” y seguir trabajando “con máxima intensidad” en este tema.

El presidente ha considerado que la marca Andalucía “no tiene por qué salir deteriorada” de este asunto y ha considerado que hay que sentirse “orgullosos” del trabajo de los profesionales.

Moreno ha explicado que habrá “un pequeño goteo” de casos durante los próximos días hasta octubre y ha invitado a cualquier persona que crea que puede estar infectada a acudir a su médico.