El príncipe Carlos lleva más de 30 años usando el mismo abrigo

El heredero al trono británico es un abanderado de la moda sostenible.

El príncipe Carlos lleva años promoviendo la sostenibilidad y el cuidado del planeta y si echamos un vistazo a su armario, se puede decir que predica con el ejemplo.

En los últimos días se ha viralizado un tuit con dos fotografías del heredero al trono británico con el mismo abrigo y 50 años de diferencia. En realidad son 34, ya que la primera imagen se tomó en enero de 1986 en una visita a Carlisle (Reino Unido), pero demuestra que el hijo de Isabel II apuesta por la moda sostenible.

Se trata de un abrigo de tweed y de doble botonadura cruzada diseñado para él por la sastrería Anderson & Sheppard. El príncipe de Gales lo ha lucido en infinidad de ocasiones, tanto en actos oficiales como en la tradicional misa de Navidad en Sandringham. De hecho, en 2019 volvió a enfundárselo.

En Sandringham en enero de 1988 junto a sus padres, el duque de Edimburgo y la reina Isabel II.
En Sandringham en enero de 1988 junto a sus padres, el duque de Edimburgo y la reina Isabel II.

No es el único abrigo que reutiliza una y otra vez. El príncipe Carlos suele alternar el diseño de tweed con un modelo camel de lana, también de doble botonadura cruzada, al que le ha arreglado el cuello en lugar de comprar uno nuevo. Es un diseño a medida de Steven Hitchcock que empezó a llevar en el año 2000.

El sastre comentó al diario The Telegraph que al príncipe le gusta llevar el modelo de tweed cuando va al campo y el camel para visitas fuera de Londres. En su armario también guarda un diseño negro que ha lucido en innumerables ocasiones y otro abrigo camel con cierre invisible incorporado recientemente.

En diciembre de 2000 con su abuela, la reina Madre.
En diciembre de 2000 con su abuela, la reina Madre.

El hijo de Isabel II es un abanderado de la moda sostenible y en 2019 lanzó el proyecto The Modern Artisan a través de su fundación. Se trata de un proyecto conjunto con el grupo Yoox Net-A-Porter que financia a un grupo de estudiantes para crear una colección de moda de lujo respetuosa con el planeta.

En 2010 el príncipe también puso en marcha una campaña para fomentar la lana como tejido sostenible, versátil y duradero.

El príncipe Carlos, fiel a dos abrigos