POLÍTICA
14/01/2020 11:21 CET | Actualizado 14/01/2020 13:24 CET

Puigdemont quiere visitar a los presos en febrero con un grupo de eurodiputados

Valiéndose de su “inmunidad”.

EFE
El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

El expresidente de la Generalitat y eurodiputado de JxCat, Carles Puigdemont, no ha descartado este martes visitar a los presos soberanistas en las cárceles catalanas en una misión de parlamentarios de la Eurocámara a finales de febrero.

En una entrevista de Rac1 recogida por Europa Press el día después de que asistiera por primera vez a un pleno del Parlamento Europeo, ha sostenido que podría viajar al Estado porque tiene inmunidad como eurodiputado pero tiene que tomar medidas, ya que “el Estado ha demostrado que no respeta el estado de derecho”.

“Quiero saber si hay una excepción europea”, porque considera que no puede ser que tenga inmunidad en toda la UE excepto en el España, por lo que espera que el Parlamento Europeo aclare este asunto.

En caso de que pueda acceder al Estado, ha afirmado que lo primero que haría sería visitar a los dirigentes independentistas encarcelados y ha apuntado que hay prevista una misión de eurodiputados para visitar las cárceles el 23 y 24 de febrero: “Si pudiéramos formar parte de esta comitiva sería fantástico”.

Al ser preguntado por si no lo descarta, ha contestado que no: “Trabajamos para esto. De hecho, debería poder hacerlo”, y ha explicado que también querría visitar a su familia.

“Estás aquí gracias a España”

Sobre su estreno como miembro de la Eurocámara, este lunes en Estrasburgo (Francia), ha relatado que se cruzó con un eurodiputado español que le lanzó con “rabia” un “improperio” al pasar a su lado: “Estás aquí gracias a España”.

También ha comentado que vino a saludarle el histórico dirigente del UKIP Nigel Farage, con quien habló de “derechos fundamentales, democracia y respeto por el voto de la gente”.

Puigdemont ha puntualizado que a los partidos euroescépticos los “combate políticamente desde siempre” y se sitúa “entre los euroexigentes”, opuestos al euroesceticismo y la eurofobia.

Llamamiento hacia un mecanismo europeo para la autodeterminación

Puigdemont ha intervenido en inglés durante un minuto en el turno de intervenciones abierto a los eurodiputados en un debate con el primer ministro de Croacia, Andrej Plenkovic, sobre las prioridades de la presidencia de turno de la UE que ocupará el país balcánico este semestre.

Tras su intervención reivindicando que Cataluña es “un asunto interno europeo” para el que se debe buscar una solución “política por la vía del diálogo y la negociación”, Puigdemont ha rechazado escuchar a los eurodiputados Dolors Montserrat (PP) y Luis Garicano (Cs), que han pedido la palabra para replicar al líder independentista.

Montserrat y Garicano han recurrido a la tarjeta azul que prevén las reglas del Parlamento europeo para indicar que se desea realizar una pregunta al eurodiputado que está interviniendo. Preguntado por la presidencia de la Eurocámara si aceptaba estas peticiones, Puigdemont se ha limitado a responder con un “no”.

“Hoy Cataluña es un asunto europeo interno y va a estar presente durante la presidencia croata, por eso debe encontrarse una solución política, por la vía del diálogo y la negociación”, ha expresado Puigdemont en su declaración.

El político catalán ha pedido por ello que la Unión Europea trabaje para “encontrar un mecanismo común democrático para la autodeterminación”, para mostrar al mundo, ha dicho, que el derecho de autodeterminación “es la mejor y más democrática manera de resolver conflictos territoriales”. “La represión no debe ser una solución aceptable”, ha remachado.

Ni los eurodiputados que han intervenido tras Puigdemont, ni la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ni el primer ministro croata, que han cerrado el debate, han respondido en sus alocuciones al líder de JxCat.

Sí ha tenido palabras de censura contra “los nacionalistas, los separatistas y los separadores” el eurodiputado del Partido Popular Esteban González Pons, quien en poco antes del turno de palabra de Puigdemont ha pedido a la Eurocámara “señalar con el dedo a los enemigos de Europa”.

“El nacionalismo es el enemigo de la paz y sí, es verdad, debemos defender el Estado de derecho con todas nuestras fuerzas, debemos respetar la independencia de jueces y tribunales y debemos atender y respetar las resoluciones de jueces y tribunales”, ha expuesto el eurodiputado ‘popular’.

Sin mencionar el suplicatorio enviado por el Tribunal Supremo para pedir a la Eurocámara que suspenda la inmunidad parlamentaria de Puigdemont y de su exconseller Toni Comín, González Pons ha defendido que para demostrar su respeto al Estado de derecho la institución europea “tiene que atender a las peticiones de los jueces y tribunales”.