TENDENCIAS
29/02/2020 13:40 CET | Actualizado 29/02/2020 17:16 CET

"¡Qué vergüenza!": La actriz Adèle Haenel abandona los Premios César tras el premio a Polanski como mejor director

La intérprete ha denunciado al director Christophe Ruggia por abusar sexualmente de ella cuando tenía 12 años.

Los César, los premios del cine francés, vivieron ayer una de sus galas más polémicas por el premio a Roman Polanski como mejor director. 

El cineasta ha sido acusado en numerosas ocasiones de violación, la última por parte de Valentine Monnier, una mujer francesa que asegura que Polanski la violó tras haberla “golpeado hasta rendirse” en 1975 en Suiza, cuando ella tenía 18 años. 

Acusación que se suma a las que ya han realizado otras mujeres contra él en los últimos años, que aseguraron haber sido agredidas sexualmente por el director. 

Polanski no acudió a la entrega de premios, marcada por las protestas de decenas de personas en el exterior del recinto donde se celebraba la ceremonia, pero fue contestado por varios de los presentes. 

Especialmente por la actriz Adèle Haenel, nominada a mejor intérprete femenina por Portrait de la jeune fille en feu, quien abandonó la gala al grito de ”¡Qué vergüenza!” cuando Polanski fue premiado. 

Se da la circunstancia de que Haenel ha denunciado por acoso sexual al cineasta Christophe Ruggia, a quien acusa de haber abusado sexualmente de ella cuando tenía 12 años. 

Haenel indicó hace días que premiarle sería “escupir a la cara de todas las víctimas” porque supondría “decir que no pasa nada por violar a mujeres”.

NUEVOS TIEMPOS