La Comunidad Valenciana anuncia medidas fiscales que beneficiarán al 97% de contribuyentes

Galicia deflactará los tres primeros tramos del IRPF en un 4,1% para las rentas menores a 35.000 euros.
El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, en una imagen de archivo.
El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, en una imagen de archivo.
Alberto Ortega/Europa Press via Getty Images

Dos comunidades autónomas han dado un importante paso en materia fiscal, anunciando una serie de iniciativas dirigidas a reducir la carga de la mayor parte de los hogares. La Comunidad Valenciana ha optado por un paquete que afectará a 1,3 millones de ciudadanos, mientras que Galicia ha materializado una de las propuestas de su anterior presidente, ahora líder nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo: la deflactación del IRPF.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha anunciado este martes tres medidas fiscales “de calado” que beneficiarán de forma directa a 1.344.000 valencianos, todos los que cobran menos de 60.000 euros, y que representan el 97,4% de los contribuyentes valencianos.

Durante su intervención en el debate sobre el estado de la Comunidad Valenciana, Puig ha adelantado que se va a aumentar en un 10 % la cuantía exenta de tributación a los ciudadanos, el máximo que permite la norma, lo que beneficiará a todos, aunque quienes superen los 60.000 euros de ingresos mantendrán su esfuerzo fiscal.

Un ahorro medio de 111 euros por contribuyente

La segunda medida es una nueva tarifa autonómica del IRPF en este ejercicio, con nuevos tramos adaptados a la situación actual, o que permitirá mejorar la progresividad del impuesto; y la tercera es la ampliación de las deducciones y bonificaciones fiscales, de manera que todas las deducciones aumentan un 10%.

“También podrán acogerse más personas a todas las deducciones”, ha manifestado Puig, ya que, a partir de ahora, pasarán de 25.000 a 30.000 euros las rentas que pueden beneficiarse de la deducción, y además esta reforma tendrá efectos retroactivos al 1 de enero de este año, por lo que se aplicará en la renta de 2022.

La reforma fiscal valenciana supondrá un ahorro medio de 111 euros por contribuyente y un ahorro global de 149 millones a las familias, ha asegurado el presidente de la Generalitat.

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha proclamado este martes que Galicia continuará con su “senda propia” en política fiscal y ha anunciado que el IRPF, además de bajar del 9,4 al 9% en el tramo autonómico como avanzó en su discurso de investidura, sufrirá una nueva rebaja en rentas de hasta 35.000 euros para paliar la inflación con efectos desde el 1 de enero de 2022.

Esto servirá, según ha estimado durante su comparecencia en el Parlamento gallego para avanzar las líneas maestras de los presupuestos de 2023, que cada gallego ahorrará una media de 450 euros, lo que se traduce en un total de 46 millones de euros.

“La inflación no puede suponer para los gallegos pagar más por el IRPF”, ha aseverado Rueda, para avanzar que esta rebaja -del 4,1%- tendrá efectos retroactivos, es decir, desde el 1 de enero de 2022.

Además, el presidente de la Xunta ha detallado que los departamentos de Economía, Industria, Promoción do Emprego y Política Social serán los que más crezcan en los presupuestos autonómicos para 2023, que ascienden hasta el máximo histórico de 12.800 millones, un 8,2% más que los de 2022.

De la cantidad que sube, Rueda ha calculado que el 40% estará asignado a subidas salariales del empleo publico, así como para afrontar unos “mayores costes energéticos y financieros” de la Administración autonómica.