ECONOMÍA
20/01/2020 14:39 CET

Renfe estudiará en 2021 abrir nuevas rutas para AVLO, su AVE de bajo coste

Siempre que sean rentables.

El presidente de Renfe, Isaías Táboas, ha explicado este lunes que hasta mediados de 2021, cuando recibirán nuevo material rodante, el operador ferroviario no estudiará la posibilidad de extender su AVE de bajo coste, bautizado como AVLO, a nuevas líneas y siempre que sean rentables.

Anticipándose a la liberalización del transporte de viajeros por ferrocarril, prevista para diciembre de este año, Renfe estrenará en abril su nuevo servicio en la línea de alta velocidad que une Madrid y Barcelona.

Durante su intervención en el Foro Hotusa, Táboas ha asegurado que la liberalización representa para Renfe un momento “apasionante” que, lejos de ser visto como un problema, debe ser visto como una oportunidad para que “dé un salto adelante”, como el que ya dio en 1992, con la inauguración del AVE a Sevilla.

Para dar ese paso adelante, la compañía podrá en marcha, entre otros productos, su nuevo servicio AVLO, con el objetivo de captar a esos viajeros que ahora no usan el tren de forma recurrente por motivos de precios.

Estar “en nuevas partes”

Preguntado por si habrá más rutas para AVLO, el presidente de Renfe ha afirmado que la vocación de la empresa es estar “en nuevas partes” y que ha señalado que si AVLO se limita por ahora al Madrid-Barcelona es básicamente porque no cuentan con “más material” rodante (trenes).

“A mediados de 2021 tendremos nuevos trenes y nos plantearemos implantar más servicios AVLO allí donde las masas de personas que se mueven hagan rentable este producto, que tiene que ser rentable pese a sus bajo precios de salida”, ha afirmado el directivo.

“Ventaja competitiva”

Por otra parte, ha defendido que el ferrocarril será el transporte de las próximas décadas porque es el que menos contamina y las aerolíneas tardarán muchos años en rebajar sus emisiones.

“Ahí tenemos una ventaja competitiva, no tanto desde el punto de vista económico, si no por cierta percepción global que se está imponiendo”, ha afirmado Táboas.

El presidente de Renfe señalado que otro de los retos de la compañía será cómo atraer a los turistas que entran en el país en avión y en el coche para que durante su estancia en el país se muevan en tren.

Respecto a la internacionalización de Renfe, ha apuntado que, además de pujar por servicios comerciales, la compañía también tiene previsto competir para hacerse con servicios públicos, como los de Alemania o Francia.

NUEVOS TIEMPOS