POLÍTICA
06/12/2020 09:33 CET | Actualizado 06/12/2020 20:18 CET

Juan Carlos I presenta una declaración para regularizar su situación ante Hacienda

Según informa 'El País', no afecta a sus bienes en el extranjero sino a las tarjetas con fondos opacos.

Carlos R. Alvarez via Getty Images
Juan Carlos I y Felipe VI.

El rey emérito Juan Carlos I ha presentado ante Hacienda una declaración para regularizar su situación fiscal, según informa este domingo el diario El País

Se trata de un escrito remitido por su abogado, Javier Sánchez-Junco, que está siendo analizado por Hacienda y que tiene que ver, no con los posibles bienes en el extranjero del padre de Felipe VI, sino con el uso de tarjetas bancarias con fondos opacos del empresario mexicano Allen Sanginés-Krause, investigado por la Fiscalía del Supremo. 

Ahora Hacienda deberá responder en los próximos días, según indica El País, si acepta la regularización o solicita aclaraciones. También informará de cuál es el importe que deberá pagar el emérito. 

La Fiscalía del Supremo investiga el supuesto uso de estas tarjetas vinculadas a cuentas corrientes del empresario mexicano por parte, no sólo del propio Juan Carlos I, sino por varios parientes del ex jefe de Estado. Entre ellos, dice El País, no se encontrarían los actuales reyes, Felipe y Letizia

Estas tarjetas fueron usadas entre 2016 y 2018, es decir, después de que el rey abdicase y, por tanto, cuando ya no contaba con inviolabilidad. El importe que se defraudó supera los 120.000 euros, cantidad límite a partir de la cual es delito fiscal, penado con hasta cinco años de prisión. 

Según El País, los efectos de la presentación de esta declaración voluntaria son distintos en función del momento en que se haya hecho:

“Hasta el pasado septiembre, el último ejercicio fiscal no prescrito era 2015. De haberla presentado antes de esa fecha, Juan Carlos I podría haber hecho la declaración complementaria de ese ejercicio, que fue precisamente el primero en el que ya no gozaba de inviolabilidad como jefe de Estado”.

Este diario afirma que con este paso, el abogado de Juan Carlos I pretende “neutralizar la investigación” abierta en la Fiscalía, ya que “la regularización voluntaria puede presentarse en cualquier momento antes de que la Agencia Tributaria abra una inspección o un juez cite a declarar como investigado por presunto fraude fiscal o blanqueo de capitales”. 

El País explica, citando expertos en la materia, qué es lo que tendría que hacer Juan Carlos I para regularizar los bienes en el extranjero, que se haría con una declaración modelo 720: 

“El precio de la regularización no sería barato, ya que el tipo a pagar rondaría el 50% del valor de los bienes y derechos. A esta cifra habría que sumar un recargo del 20% por declaración extemporánea y los intereses de demora, además de una sanción testimonial (unos 1.500 euros). Es decir, para regularizar su patrimonio en el extranjero debería pagar a Hacienda la mayor parte de su valor. No obstante, esta vía, que diseñó el ministro de Hacienda del PP, Cristóbal Montoro, en 2012, está pendiente del fallo del Tribunal de Justicia de la UE”.

‘El Mundo’: todavía no ha presentado la declaración

Sin embargo, según el diario El Mundo, el emérito todavía no habría presentado tal declaración aunque fuentes del equipo jurídico de Juan Carlos I dicen que se lo está pensando. 

Lo que sí que ha hecho el padre del rey Felipe VI es trasladarle esta posibilidad al Gobierno. 

Photo gallery La buena vida del rey Juan Carlos See Gallery

EL HUFFPOST PARA PHILIPS HUE