POLÍTICA
25/03/2019 13:11 CET | Actualizado 25/03/2019 13:12 CET

Rufián avisa de que "la amenaza real" es un pacto PSOE-Cs y no "la llegada de los tres jinetes del apocalipsis" a La Moncloa

Asegura que no darán un “cheque en blanco” al PSOE para que gobierne

EFE

El diputado y número dos de ERC por Barcelona, Gabriel Rufián, ha considerado este lunes que el socialista Pedro Sánchez tiene unas “ganas locas” de pactar con Albert Rivera, un acuerdo que sería “tan nocivo o más” que el de los “tres jinetes del apocalipsis” de PP, Ciudadanos y Vox.

En la presentación en Bilbao de la “alianza” entre ERC y EH Bildu para trabajar juntos en el Congreso y el Senado, además de en el Parlamento europeo, al que se presentan junto al BNG gallego, Rufián ha asegurado que no darán un “cheque en blanco” al PSOE para que gobierne y que no apoyarán un Ejecutivo pactado por los socialistas con Ciudadanos.

En su opinión, las apelaciones a un acuerdo entre PP, Ciudadanos y Vox pretender crear un “frente ficticio” para que no se hable del “pacto del Ibex” entre PSOE y Ciudadanos. “Contra más fuerte seamos nosotros, menos lo podrán hacer”, ha añadido.

El diputado de EH Bildu y cabeza de lista por Bizkaia, Oskar Matute, ha emplazado al PSOE a que aclare si “contemporizará” con alguna de “las derechas extremas y cogerá parte de su ideario o le hará frente con diques que apuesten por el cambio social y la democracia real”.

Esquerra y EH Bildu han dejado claro que “ni por acción ni por omisión” posibilitarán que las “derechas extremas” puedan alcanzar el poder, pero que dependerá del PSOE y de Sánchez que le apoyen o no.

Rufián ha recordado que ERC votó “gratis” la moción de censura presentada por Sánchez y el techo de gasto, además de haber apoyado 27 de los 28 reales decretos de su gobierno, y que si no tuvo Presupuestos fue porque se negó a crear una mesa de diálogo “con todas las sensibilidades políticas de Cataluña”.

Aún así, las dos formaciones independentistas de izquierda han señalado que su “tabla de mínimos” es el derecho a decidir, la liberación de los “presos políticos” y frenar las políticas económicas y sociales neoliberales, y han añadido que se trataría de negociar “cómo hacerlo y materializarlo”.