ECONOMÍA
27/11/2020 07:12 CET | Actualizado 27/11/2020 11:58 CET

Sabadell y BBVA rompen las negociaciones para fusionarse

Ambas entidades financieras no han alcanzado un acuerdo sobre el precio. Las acciones del catalán caen un 18%.

Anadolu Agency via Getty Images
Sede del BBVA en Madrid (Burak Akbulut/Anadolu Agency via Getty Images).

No pudo ser. El Banco Sabadell y BBVA han roto este viernes las conversaciones que mantenían para fusionarse, según han informado ambas entidades a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Las negociaciones entre ambos bancos han concluido sin acuerdo apenas 11 días después de que reconocieran la apertura del proceso. No habrá boda.

La ruptura de las negociaciones no ha sentado nada bien a los inversores. Las acciones de Sabadell caen un 18% en la sesión de este viernes, mientras que los títulos de BBVA suben un 2%.

Sabadell ha reconocido en el comunicado remitido al supervisor que el motivo de la ruptura ha sido el precio que el BBVA pretendía pagar. “El consejo de administración ha decidido dar por finalizadas las conversaciones al no haber alcanzado las partes un acuerdo sobre la eventual ecuación de canje de acciones entre ambas entidades”, ha asegurado la entidad presidida por Josep Oliu.

Por su parte BBVA no ha sido tan explícito. “Las conversaciones relacionadas con una potencial operación de fusión con el Banco Sabadell han concluido sin que se haya llegado a un acuerdo”, ha señalado el banco presidido por Carlos Torres.

La fusión de estos dos bancos hubiera generado un grupo financiero con activos valorados en 963.000 millones de euros y con presencia en España, Turquía, Reino Unido y 10 países de Latinoamérica, entre los que destaca México.

La nueva entidad contaría con unos 600.000 millones en activos en España. Su tamaño sería similar al de la unión de CaixaBank y Bankia, con activos por valor de 650.000 millones. Ambos grupos bancarios se situarían muy por encima del negocio que tiene Santander en el país.

Se hubiera generado un grupo con más de 950.000 millones de euros en activos

Una boda frustrada

Las negociaciones entre BBVA y Sabadell se hicieron públicas el pasado 16 de noviembre tras la publicación de El Confidencial de que estos bancos habían contratado a varios asesores externos para explorar una fusión.

Los inversores acogieron de muy buen agrado el anuncio de la boda entre ambos bancos, dos de los más grandes del mercado español. Aquel día las acciones de BBVA subieron un 15,25% y las de Sabadell un 24,59%. 

A pesar de que la fusión parecía destinada a consumarse, varios medios de comunicación como El Economista habían publicado que las conversaciones habían encallado en los últimos días.

Las entidades sí que habían llegado a un acuerdo sobre quién pilotaría el nuevo grupo. La presidencia ejecutiva quedaría en manos de Carlos Torres, que ya ocupa ese puesto en BBVA, mientras que la vicepresidencia no ejecutiva sería para Josep Oliu, presidente del Sabadell.

La nueva entidad financiera hubiera contado una amplia red de sucursales formada por 4.240 oficinas (2.521 de BBVA y 1.719 de Sabadell) y con una plantilla de 46.365 trabajadores (29.475 de BBVA y 16.890 de Sabadell).

Ambos bancos pretendían ahorrarse 1.600 millones de euros entre 2021 y 2022, según los cálculos de JP Morgan. Aunque otros analistas rebajan el ahorro de costes a 700 millones al año. 

Este ahorro se pretendía realizar, como en todas las fusiones bancarias, con cierre de oficinas y despidos de personal. La fusión de BBVA y Sabadell hubiera provocado el cierre de, como mínimo, 1.250 sucursales y el despido de unos 5.000 empleados.

Los planes de futuro

Una vez descartado el proceso de fusión, ahora ambas entidades se plantean tomar caminos distintos. Sabadell pretende centrarse en España, mientras que BBVA tiene la vista puesta en Turquía.

Sabadell ha desvelado que apostará por el mercado doméstico, donde tiene un gran posicionamiento en las pymes.“Banco Sabadell desarrollará un nuevo plan de negocio que priorizará el mercado doméstico como fórmula para incrementar la eficiencia en el uso del capital y los recursos del Grupo, aumentando así la rentabilidad y la creación de valor para los accionistas”, asegura la entidad en un comunicado.

Esto podría suponer la venta de TSB Bank, la filial de Sabadell en Reino Unido. “Analizará con sus asesores alternativas estratégicas de creación de valor respecto a los activos internacionales del Grupo, incluyendo TSB”, señala.

Por su parte, BBVA podría utilizar el dinero de la venta de la filial de BBVA en Estados Unidos (9.700 millones de euros) para ampliar su participación en el accionariado de Garanti, su filial en Turquía. Actualmente BBVA controla el 40% de este banco, del que proviene su consejero delegado Onur Genç.

Maroto no sabe si es una buena o mala noticia

La ministra de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto, ha señalado que “no sabría decir” si la ruptura de las conversaciones es “buena o mala noticia”, pero en lo que ha insistido es en la necesidad de que España cuente con un sistema financiero solvente, a diferencia de lo ocurrido en la crisis de 2008.

“Es un tema de dos empresas. Yo creo que estas conversaciones se iniciaron a raíz de la fusión entre CaixaBank y Bankia. Todo lo que sea reforzar el sistema financiero es bueno. Cuanto más robusto el sistema financiero, mejor le irá a España”, ha afirmado en RNE.

En todo caso, Maroto ha subrayado que el sistema financiero español es “de los mejores del mundo” y ha puesto en valor la respuesta y la “gran responsabilidad” que ha demostrado la banca en la crisis sanitaria para ponerse al servicio de la sociedad y ayudar a salvar empresas y puestos de trabajo.

Comunicado CNMV BBVA by El HuffPost on Scribd

Photo gallery Economix: cómo funciona la economía (y cómo no) See Gallery