Salud Pública estudia acelerar la cuarta dosis y extenderla a mayores de 60

Se debate si administrar ya la segunda dosis de recuerdo o esperar a la llegada de los nuevos sueros actualizados a las variantes, que se prevé en septiembre.
Una persona mayor, recibiendo la vacuna contra el coronavirus, en una imagen de archivo.
Una persona mayor, recibiendo la vacuna contra el coronavirus, en una imagen de archivo.
Marta Fernandez Jara/Europa Press via Getty Images

La Comisión de Salud Pública se reúne este martes para estudiar si se administra ya la segunda dosis de recuerdo a los más vulnerables sin esperar a las nuevas vacunas actualizadas, cuya llegada está prevista en septiembre, y si se amplía este nuevo recuerdo a la población de 60 a 79 años.

Los directores generales de Salud Pública del Ministerio de Sanidad y de las comunidades abordarán este asunto después de que ayer la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) la recomendaron también para mayores de 60 años, así como para aquellos que por razones médicas tengan un riesgo de enfermar gravemente.

Ya en abril, cuando las dos agencias aconsejaron un segundo refuerzo para mayores de 80 años, apuntaron la posibilidad de ampliarla a las personas de entre 60 y 79 y para grupos de alto riesgo de cualquier edad en caso de una nueva ola como la que actualmente está azotando toda Europa.

El pasado 9 de junio la Comisión de Salud Pública aprobó esta nueva dosis para los mayores de 80 e internos de residencias pero sin ponerle fecha, que encomendó a la situación epidemiológica; lo que ha mantenido desde entonces el Ministerio de Sanidad es que lo más probable es que llegara en otoño, coincidiendo con la llegada de las nuevas vacunas adaptadas a ómicron.

Sin embargo, muchas comunidades han clamado por acelerar la campaña de la cuarta dosis a los más vulnerables ante el incremento de los contagios: el pasado viernes, la incidencia había escalado hasta los 1.225 casos en los mayores de 60, si bien el ritmo de los ingresos hospitalarios aminoró con un leve crecimiento del 9,56% al 9,95%. Las ucis seguían estables en un 5,7%.

Las posturas de cada CCAA

Ante esta situación, la ponencia de vacunas se reunió el pasado viernes y elaboró una propuesta que será debatida hoy, según explicó ayer el consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Alejandro Vázquez.

Vázquez apeló al consenso entre el Gobierno y las comunidades para determinar si se pone de inmediato la segunda dosis de refuerzo de la vacuna contra la covid-19 a mayores de 60 años y grupos de riesgo o se espera hasta el otoño para hacerlo.

El conseller de Salud, Josep Maria Argimon, volvió a insistir en la necesidad de acelerar la cuarta dosis y lamentó que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, “continúe diciendo que no”.

De la misma opinión es Andalucía, que lleva semanas exigiendo que se administre ya el segundo recuerdo a los mayores de 80 ante el incremento de los contagios.

Mientras, el president de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, quiso dejar claro que este virus “no está de vacaciones”, al tiempo que vaticinó que en diez o quince días habrá un aplanamiento de la curva de contagios. La comunidad pedirá que se planifique la cuarta dosis de la vacuna, para que puede empezar a inocular en otoño, empezando por las personas más vulnerables.

Viruela del mono

Al margen de la covid, la Comisión de Salud Pública también estudiará el plan de vacunación contra la viruela del mono, que por ahora prioriza la administración posexposición para personas con alto riesgo de gravedad en los cuatro días posteriores al contacto, inmunodeprimidas, con VIH o personal sanitario que no haya usado correctamente un Equipo de Protección Individual (EPI).

Esta fue la indicación que acordó el pasado 9 de junio, cuando España había confirmado 233 positivos; a 8 de julio, según el último balance disponible, ascendían a 2.034.

Sobre ello, la Comunidad de Madrid por ejemplo pedirá avanzar en la vacunación preexposición para la población que practica sexo en grupo con desconocidos y con múltiples parejas en el último año, según han indicado a Efe fuentes de la Consejería de Sanidad.

La vacuna que se administra es Imvanex, comercializada por Bavarian Nordic y de la que nuestro país ha recibido de momento las primeras 5.300 unidades a través de la Hera, la Autoridad Europea de Preparación y Respuesta ante Emergencias Sanitarias, además de otras 200 que adquirió con un tercer estado y que ya se están pinchando a demanda de las comunidades.

En los próximos dos meses están previstos otros dos envíos hasta alcanzar las 11.000 que le corresponden dentro de este mecanismo de compra centralizada.