POLÍTICA
21/10/2019 11:46 CEST | Actualizado 21/10/2019 16:38 CEST

La visita de Sánchez a Barcelona: llamada a la "moderación" y dice que la crisis "no ha acabado"

Se reúne con la Policía, va a ver a los agentes heridos y no se cita con Torra.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha trasladado este lunes a Barcelona tras una semana de disturbios. Y lo primero que ha hecho ha sido ir a la Jefatura Superior de Policía, en Via Laietana, uno de los puntos en los que ha habido más tensión a lo largo de estos días con barricadas y fuego. 

Sánchez ha viajado por sorpresa a la capital catalana y el primer mensaje que ha querido mandar ha sido a la Policía, acompañado por el propio ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. A la entrada y a la salida del edificio, algunos de los viandantes han gritado y pitado al presidente en funciones.

Además durante la mañana se ha desplazado a los hospitales del Sagrat Cor y de Sant Pau para ver a los agentes heridos durante los disturbios. Lo que no ha hecho es mantener una reunión con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, a quien ha pedido por carta que condene de manera tajante la violencia. En una misiva posterior, el líder catalán le ofrecía verse durante esta horas en la ciudad condal.

Llama a la “moderación”

Dentro del edificio de la Jefatura Superior de Policía, Sánchez ha elogiado a la Policía como “ejemplo de profesionalidad y de vocación de servicio público”, y ha hecho un llamamiento a “garantizar la moderación que representan” los cuerpos policiales para “asegurar la convivencia”.

“No estáis solos, hay muchísima gente detrás vuestro”, ha destacado Sánchez, que ha tenido “palabras de agradecimiento, de reconocimiento, de solidaridad, de apoyo y sobre todo de ánimo” para los agentes.

Según el presidente en funciones, resulta “evidente que los radicales y los violentos han decidido que Barcelona sea el teatro de operaciones”, para “trasladar fuera y al conjunto de la sociedad española su contestación” y convertirla en “algo mucho más extraordinario de lo que realmente es, que sin duda alguna lo es”.

“En estos momentos es muy importante garantizar la moderación que representan las fuerzas y cuerpos de seguridad, para asegurar esa convivencia que ahora mismo está puesta en cuestión”, ha señalado.

“La crisis no ha acabado”

Sánchez ha advertido de que “la crisis no ha acabado”, por lo que “tenemos que persistir”, y ha añadido: “Ellos probablemente quieran persistir, cronificar esta crisis. Nosotros somos mucho más persistentes”.

Tras su visita a la sede de la Jefatura, Sánchez ha salido del edificio, donde ha escuchado algunos abucheos y gritos de “Libertad presos políticos”, antes de dirigirse a los hospitales donde se encuentran los agentes heridos en los disturbios ocurridos en los últimos días en las calles de Barcelona.

Visita a los agentes heridos

Después se ha trasladado a visitar a los agentes heridos en los disturbios de los últimos días y que se encuentran ingresados en diferentes hospitales de Barcelona.

Acompañado de Fernando Grande-Marlaska y la delegada del Gobierno, Teresa Cunillera, Sánchez se ha dirigido al Hospital del Sagrat Cor para visitar a policías heridos en los incidentes callejeros. Posteriormente se ha trasladado al Hospital de Sant Pau, donde también ha podido visitar a agentes heridos y transmitirles un mensaje de ánimo y apoyo.

A su salida, tanto del Sagrat Cor como de Sant Pau, decenas de personas que se habían ido concentrando en los accesos a ambos hospitales han abucheado al presidente en funciones y han lanzado gritos de “Libertad presos políticos”.

Entre los concentrados en el Hospital de Sant Pau se encontraba Roger Español, candidato de JxCat al Senado y que perdió un ojo por el impacto de una bala de goma durante las cargas policiales del 1-O.

Según el último balance, hasta esta mañana se contabilizaban un total de 289 agentes heridos: 154 de los Mossos d’Esquadra, 134 de la Policía Nacional y uno de la Guardia Urbana. De ellos, un total de 236 correspondían a la provincia de Barcelona, 19 a Girona, 17 a Tarragona y otros 17 a Lleida.

Por otra parte, Sánchez ha explicado a través de Twitter que ha hablado con la presidenta de la Diputación de Barcelona, Núria Marín, para “transmitirle el apoyo y la solidaridad del Gobierno de España con Barcelona”.

“Trabajamos para restablecer la convivencia y garantizar los derechos y la seguridad de toda la ciudadanía en Cataluña”, ha afirmado. 

Constata el “salto de la violencia radical”

En esas visitas, el presidente ha constatado “el salto de violencia radical” en las protestas que se han producido en Cataluña esta última semana, según fuentes de Moncloa.

Las citadas fuentes han explicado que Sánchez ha transmitido a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado su apoyo, “el orgullo de contar con ellos, ha encomiado su trabajo y su esfuerzo por mantener la seguridad y la convivencia, y les ha reiterado que no están solos”.

El presidente considera que “será necesaria mucha paciencia para que la situación se recupere” en Cataluña después de los altercados y ha recordado que ya ha enviado una carta al presidente de la Generalitat, Quim Torra, aunque no se ha reunido con él en su visita a Barcelona.

Las mismas fuentes han señalado que en esta carta ha recordado a Torra sus obligaciones: “Condenar la violencia de manera rotunda, amparar a las fuerzas de seguridad que la combaten y evitar la discordia civil”.

Concentración ante la Delegación del Gobierno

Cerca de un millar de personas se han concentrado ante la Delegación del Gobierno en Barcelona para pedirle diálogo el presidente del Gobierno en funciones aprovechando su visita.

Los concentrados estaban en su mayoría sentados en la confluencia de las calles Mallorca y Roger de Llúria y gritan consignas como: “Pedro Sánchez da la cara”, ”¿Dónde estás, Pedrito, dónde estás?”, “Libertad presos políticos”, “Vamos a contar mentiras” y “Cataluña, antifascista”.

La plataforma Tsunami Democràtic ha realizado este lunes un llamamiento “urgente” para concentrarse entre las 13 y las 14 horas en el cruce entre las calles Mallorca y Roger de Llúria de Barcelona para reclamarle a Pedro Sánchez: ‘Siéntate y habla’, y en la protesta hay personas con carteles con este mismo mensaje en inglés.

ERC ve “indecente” que sólo visite “a sus heridos”

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha considerado como “indecente” y “un menosprecio a todos los catalanes” que el presidente del Gobierno en funciones vaya a Cataluña “a visitar sólo a sus heridos” y sea incapaz de dialogar con el presidente y el Gobierno catalán.

Según Marta Vilalta, “la actitud de Pedro Sánchez es una tomadura de pelo, ha pasado de la irresponsabilidad a la cobardía, y cada vez se parece más al expresidente Mariano Rajoy (PP)”.

“Viene a Barcelona y es incapaz de reunirse con Torra y con el Gobierno catalán -ha lamentado-, aunque con esto está quedando retratado a nivel internacional, porque todo el mundo ve que opta por la intransigencia y por la brutalidad policial, en lugar de buscar una solución política”.

Photo gallery Sexta jornada de protestas en Cataluña por la sentencia del procés See Gallery