POLÍTICA
02/07/2019 11:01 CEST | Actualizado 02/07/2019 11:54 CEST

La sesión de investidura de Sánchez será el 22 y 23 de julio

Si hubiera repetición electoral, sería el 10 de noviembre.

Sánchez

El reloj institucional se pone en marcha. Pedro Sánchez se enfrentará a la sesión de investidura los próximos 22 y 23 de julio a pesar de no tener todavía pactados los apoyos suficientes, una fecha acordada junto a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet.

Sánchez y Batet han tenido que hablar sobre la fecha por teléfono, ya que el presidente del Gobierno en funciones se encuentra en Bruselas participando en el consejo europeo extraordinario para decidir los altos cargos de la UE. La presidenta del Congreso ha sido la encargada de informa públicamente sobre el calendario desde Madrid.

El lunes 22 tendrá lugar el discurso de Pedro Sánchez, y luego por la tarde empezarán las intervenciones de los grupos. La primera votación será el 23 y si hace falta una segunda, habría que ir al jueves 25 de julio. Este calendario apunta a que si hay repetición electoral, sería el 10 de noviembre. 

En la primera votación es necesaria mayoría absoluta y en la segunda, simple

 

La sesión de investidura tiene una primera votación en la que el candidato debe lograr mayoría absoluta (176 de los 350 diputados). En caso de no lograr esa suma, hay que ir a otra ronda 48 horas más tarde en la que solo se necesita mayoría simple (más síes que noes).

Si no lo logra tampoco, se inicia un periodo de dos meses para que algún candidato se presente y lo intente. En el caso más extremo de que nadie tenga los votos, habrá que ir de nuevo a elecciones.

Esto ya sucedió en 2016, después de que nadie consiguiera los votos para la investidura. Mariano Rajoy se negó a presentarse entonces y Pedro Sánchez sufrió una investidura fallida junto a Ciudadanos.

Negociaciones encalladas con Unidas Podemos

Las negociaciones para formar Gobierno siguen encalladas entre el PSOE y Unidas Podemos. Sánchez sigue ofreciendo un Gobierno de cooperación, pero Pablo Iglesias insiste en que sea de “coalición” -es decir, que haya ministros ‘morados’-.

El PSOE sigue insistiendo en que Unidas Podemos es su socio prioritario, pero dice que los dos juntos no suman mayoría absoluta. Por eso no quieren que entren en el Gobierno y así asegurarse los votos de otros partidos para la investidura.

Unidas Podemos critica que el Gobierno quiere una investidura fallida para elevar la presión y lamentan que no acceda a las peticiones de los morados. Además, los de Pablo Iglesias han lamentado que Sánchez haya insinuado un acuerdo con Ciudadanos. Desde Ferraz lo niegan tajantemente.

 

El único partido por ahora que ha dado su sí a Sánchez ha sido el PRC de Miguel Ángel Revilla. Los socialistas han llegado a pedir públicamente al Partido Popular y a Cs que se abstengan en la votación como hicieron ellos con Mariano Rajoy en la última legislatura y no tener que depender del independentismo.

Pero tanto Pablo Casado como Albert Rivera siguen instalados en su ‘no es no’ dentro de la lucha encarnizada que se libra dentro de la derecha para ser el gran líder de la oposición.

No obstante, hay voces dentro de esos partidos que se han mostrado a favor de facilitar la investidura -Isabel Díaz Ayuso y Esperanza Aguirre en el PP y Luis Garicano y Francisco Igea en Ciudadanos-.

Sánchez sigue presionando para lograr la investidura y poner en marcha un nuevo Gobierno. Este fin de semana, desde la cumbre del G-20 en Osaka (Japón), apremió a Unidas Podemos a facilitar la investidura ya en julio.

El Gobierno también ha presionado estos días, a través de la titular de Hacienda, María Jesús Montero, diciendo que no habrá segunda vuelta: investidura en julio o elecciones.

 

 

 

Photo gallery Sánchez gana las elecciones See Gallery

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'