POLÍTICA
04/06/2021 13:20 CEST | Actualizado 04/06/2021 13:57 CEST

Sánchez y Aragonès hablan 40 minutos y se comprometen a superar los "retos comunes mediante el diálogo"

El presidente del Gobierno y el de la Generalitat acuerdan reunirse este mes en La Moncloa.

JOHN THYS via POOL/AFP via Getty Images
Pedro Sánchez, en una foto de archivo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès, han mantenido este viernes su primera conversación telefónica. En esta se han comprometido a superar los “retos comunes mediante el diálogo” y han acordado una reunión en Moncloa para este mes.

La llamada, “fluida y productiva”, ha tenido una duración de 40 minutos, según han confirmado desde la Secretaría de Estado de Comunicación. Esta conversación se ha producido con el telón de fondo de los posibles indultos a los condenados del procés o la reforma del delito de sedición. También antes de que se produzca el primer encuentro institucional entre Sánchez y Aragonès, tras la constitución del nuevo Govern. Una cita en la que serán tratados temas como la futura mesa de diálogo.

Otro de los aspectos que han analizado durante la llamada, ha sido la necesidad de “ganar definitivamente la batalla al coronavirus”, así como el avance del proceso de vacunación. La reconstrucción económica también ha sido abordada, con especial referencia a los fondos Next Generation.

Esta toma de contacto ha tenido lugar antes de la próxima visita de Pedro Sánchez a Barcelona. Este lunes, el presidente del Ejecutivo asistirá al acto de condecoración del editor Javier Godó por parte de Foment del Treball. 

El mensaje de Aragonès antes de la llamada

Horas antes de que tuviese lugar la llamada, Aragonès ha pedido “valentía política” al Estado para que permita “resolver el conflicto político” con un referéndum de autodeterminación en Cataluña como el que el Gobierno británico avaló en Escocia en 2014. Lo ha hecho durante su intervención ante la asamblea general de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI).

“Al final, esto acabará con la ciudadanía votando su futuro”, ha sentenciado Aragonès, que reclamará “amnistía y autodeterminación” en la mesa de diálogo con el Gobierno de Pedro Sánchez.