Sánchez, sobre si se cumplieron los derechos humanos en Melilla: "Esa respuesta la tiene que dar Marruecos"

El presidente dice que España "no necesita ONG para rescatar a personas que están a la deriva en el Atlántico o el Mediterráneo".
Imagen de la actuación policial en Melilla con miles de migrantes.
Imagen de la actuación policial en Melilla con miles de migrantes.
via Associated Press

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha contestado a las muchas preguntas que le han realizado Pepa Bueno y Carlos E. Cué sobre lo sucedido hace unos días en Melilla, donde decenas de migrantes fallecieron tras un intento de saltar la valla.

Lo ha hecho durante la entrevista que ha concedido al diario El País, que se ha publicado este domingo, en la que vuelve a lamentar las muertes, pero insiste en que se trató de “un asalto violento” y que los migrantes iban “armados”.

Antes de ver las imágenes de lo que había ocurrido, Sánchez dijo que el salto a la valla estuvo “bien resuelto” por parte de las fuerzas de seguridad de Marruecos.

Preguntado por si cree, una vez vistas las imágenes, que se cumplieron los derechos humanos, Sánchez afirma que “esa respuesta la tiene que dar el Gobierno de Marruecos”.

“Tenemos que reconocer el esfuerzo que está haciendo Marruecos, que también está sufriendo la presión de la migración irregular por defender, en este caso, las fronteras que no son suyas”

- Pedro Sánchez, presidente del Gobierno.

“Nosotros tenemos que hablar de lo que estamos haciendo en España. Y también tenemos que reconocer el esfuerzo que está haciendo Marruecos, que también está sufriendo la presión de la migración irregular por defender, en este caso, las fronteras que no son suyas, que son las fronteras de España”, agrega el presidente del Gobierno.

Sánchez insiste en que “la desigualdad es la principal causa de la migración” y en que “las verdaderas culpables son las mafias”.

Dicho esto, pide hacer “un ejercicio de empatía con los ciudadanos de Ceuta y de Melilla, y con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en nuestro país, también en Marruecos, que han sido heridos”.

Sánchez, que dice no haber hablado con Marruecos de este asunto, afirma que España es “un país que siempre ha defendido la migración regular y ordenada” y que se basa “en las resoluciones del Tribunal Europeo de Derechos Humanos”.

“Europa necesita migración; por supuesto que la necesita. ¿España necesita migración? Claro que la necesitamos, pero defendemos una migración regular y ordenada”, insiste el presidente, quien afirma que España tiene “extraordinarios programas de migración circular con Marruecos, con Senegal, con otros países del África subsahariana y con Latinoamérica”.

“Europa necesita migración; por supuesto que la necesita. ¿España necesita migración? Claro que la necesitamos, pero defendemos una migración regular y ordenada”

- Pedro Sánchez, presidente del Gobierno.

En referencia a lo sucedido en Melilla, Sánchez afirma que “fue un ataque violento a las fronteras de nuestro país” y que los migrantes “fueron armados”.

“Armados con palos, presidente, jóvenes malnutridos que llevaban semanas en un monte cerca de Melilla. Habla de violencia, pero los muertos han caído de un lado”, le recuerda Pepa Bueno.

“Permítame que le diga, ha habido más de cien gendarmes marroquíes heridos y más de 40 miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado españolas...”, contesta Sánchez.

Preguntado por las decenas de víctimas mortales que dejó lo sucedido en Melilla, el jefe del Ejecutivo contesta así: “Sí, por supuesto, pero mire, si entramos en eso, este es un país que no necesita ONG para rescatar a personas que están a la deriva en la costa atlántica o en el Mediterráneo español. Si es que nosotros, en cuatro años, hemos rescatado la vida de 128.000 personas”.

En ese momento, Sánchez afirma que siempre ha defendido en Europa “que la política migratoria no se puede quedar sólo en la defensa de nuestras fronteras” y recuerda las condiciones de vida de quienes tratan de acceder a España y otros países de Europa.

Seis horas encaramados a la valla de Melilla