Los sindicatos se plantan ante las sedes de la patronal reclamando subidas salariales

CCOO y UGT prevén un otoño de movilizaciones si no se alcanza un pacto de rentas en convenios colectivos.
|
El secretario general de la UGT, Pepe Álvarez, saluda al secretario general de la CCOO, Unai Sordo, este miércoles en Madrid frente a las sedes de las organizaciones patronales bajo el lema "Salario o conflicto".
El secretario general de la UGT, Pepe Álvarez, saluda al secretario general de la CCOO, Unai Sordo, este miércoles en Madrid frente a las sedes de las organizaciones patronales bajo el lema "Salario o conflicto".
Javier Lizon / EFE

Un mensaje claro directo, con solo dos opciones, en plena escalada de la inflación. Bajo el lema Salario o conflicto los sindicatos mayoritarios han convocado concentraciones este miércoles frente a las sedes de organizaciones empresariales por todo el país. Comisiones Obreras (CCOO) y UGT lo han hecho dejando sendas advertencias.

Si no hay pacto de rentas, si no hay un acuerdo para la subida salarial, lo que habrá será un despliegue de grandes movilizaciones a partir de este verano.

Sordo (CCOO) descarta cualquier devaluación salarial

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha augurado un incremento de la conflictividad social después del verano si la patronal CEOE se mantiene en la “cerrazón” de no querer pactar un acuerdo salarial marco que permita garantizar el poder adquisitivo de los trabajadores.

“No vamos a entrar a un acuerdo de devaluación salarial (...) La disyuntiva es si la pugna por los salarios se hace en clave de conflictividad creciente o en clave de normalización de la negociación colectiva”, ha afirmado Sordo durante la concentración convocada por CCOO y UGT ante la sede de CEOE.

Según Sordo, esta movilización responde a la estrategia sindical de “tensionamiento de la negociación colectiva”, a la vista de que la conflictividad está sirviendo para cerrar acuerdos salariales “importantes” como los del metal en Cantabria o A Coruña, donde después de varios días de huelga se han logrado incrementos por encima del 4% con cláusulas de garantía salarial.

Si esto es “perfectamente posible” en sectores que exportan y compiten en el exterior, “por qué que no es posible llegar a una gran acuerdo salarial en España que garantice el poder de compra de los salarios y permita pacificar la negociación colectiva”, se ha preguntado Sordo.

“Somos conscientes de la coyuntura y del escenario económico al que apunta el otoño”, ha dicho el líder de CCOO, que ha emplazado a la corresponsabilidad de las organizaciones empresariales, aunque teniendo claro que se llegará “indiscutiblemente” a la huelga cuando sea necesario.

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, da un discurso este miércoles durante la concentración frente a las sedes de las organizaciones patronales.
El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, da un discurso este miércoles durante la concentración frente a las sedes de las organizaciones patronales.
Javier Lizon / EFE

Álvarez (UGT) pide a la patronal la vuelta a la mesa

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha advertido de que se avecina un otoño “presidido por las grandes movilizaciones” de trabajadores para acabar con el bloqueo de la negociación para la revalorización de los salarios en un contexto de elevada inflación.

“Que la patronal no se equivoque (...) las organizaciones sindicales tenemos que movilizar a los trabajadores que están con los convenios bloqueados para que se llenen las calles, para que las fabricas y los centros de trabajo paren y consigamos romper esta barrera que nos impide poder mantener los salarios”, ha afirmado durante la concentración convocada por UGT y CCOO ante la CEOE.

Álvarez ha dicho que por la vía de la conflictividad los sindicatos están ganando “la batalla de los salarios” y que la CEOE tiene que ser consciente de ello, ya que la mayoría de los convenios que se han firmado en 2022 tiene cláusula de revisión salarial y aumentos que superan el 3,5%. En su opinión, es necesario un acuerdo marco general entre UGT, CCOO y CEOE para que la negociación colectiva “fluya” y se acabe con la conflictividad social.

Ha pedido a la patronal que vuelva a la mesa de negociación, después de que a principios de mayo se cerrara sin acuerdo para 2022 porque para los sindicatos era indispensable recuperar la cláusula de revisión salarial ligada a la inflación, mientras que para la CEOE era inasumible.

“No es verdad que las empresas no ganen dinero, que no estén en una buena situación para poder afrontar aumentos de salarios, están en una buena situación para poder aumentarlos y si no habrá lucha, habrá conflicto”, ha advertido el líder de UGT.

Álvarez también ha dicho a la CEOE que los sindicatos están en su derecho de pedirle al Gobierno que revise antes de que acabe el año el salario mínimo interprofesional (SMI), porque “la inflación está absolutamente desbocada y la ley prevé que cuando eso sea así haya una revisión del SMI”.

El secretario general de CCOO, Unai Sordo.
El secretario general de CCOO, Unai Sordo.
Javier Lizón / EFE

CCOO reclama medidas fiscales al Gobierno

CCOO comparte la necesidad de un gran acuerdo social para repartir el impacto de la subida de los precios, si bien Sordo ha asegurado que el Gobierno no puede pretender que sea solo un acuerdo salarial “y menos que suponga una caída de los salarios”.

“El Gobierno tiene que especificarnos qué pone encima de la mesa (...) es imposible un pacto de rentas sin medidas fiscales ofensivas y valientes”, ha afirmado horas antes de la reunión a la que les ha emplazado el Ejecutivo para tratar de impulsar el pacto de rentas.

A su juicio, hay que tocar el impuesto de sociedades, no solo crear un impuesto para las grandes energéticas, porque hay muchas empresas que están repercutiendo todo el coste en los precios de consumo para no disminuir su margen, en tanto que otras muchas llevan años acumulando “miles de millones de excedentes”.

Garamendi, sin embargo, cree que el Ejecutivo debería concretar qué piensa hacer con las pensiones y los sueldos públicos porque cuando se habla de pacto de rentas “no vale circunscribirlo a lo que se hace en la actividad privada”.