Cocinar calabacín será mucho más fácil con este truco

Imprescindible para preparar recetas con calabacín rallado.

El verano es tiempo de calabacines, una de las hortalizas más versátiles de nuestras despensas. Cientos de recetas pueden prepararse con este producto de la huerta y muchas de ellas requieren que esté rallado.

El problema es que el calabacín está compuesto por un 95% de agua y en algunas recetas ese extra de líquido es innecesario e incluso contraproducente. La solución es drenarlo, pero no es una tarea tan fácil. O no lo era hasta ahora.

Hay un truco infalible para eliminar el exceso de agua que no requiere de gasas ni papel de cocina. Lo que se necesita es una cafetera francesa como ésta.

Simplemente hay que poner el calabacín rallado en la parte inferior de la cafetera, colocar la tapa y presionar poco a poco hacia abajo, exactamente igual que hacemos por la mañana al preparar el café.

De esta forma el calabacín quedaría en el fondo y el agua, por encima de la tapa. Más o menos así.

Una vez hecho esto, ya sólo queda escurrir el agua sobrante y extraer el calabacín rallado ya drenado para empezar a cocinar. El método es válido también con otras verduras y hortalizas.

Recetas para hacer en el microondas