INTERNACIONAL
08/12/2020 20:49 CET | Actualizado 08/12/2020 20:50 CET

Un estudio aclara por qué el covid afecta a algunas mascotas y no a otras

Y también explica por qué afecta más a ancianos que a otros grupos, más allá de la edad.

ULISES RUIZ via Getty Images

Cada día, el coronavirus es un punto más conocido que antes. Aún siguen siendo muchas las incógnitas en torno a este virus, pero los estudios tratan de dar respuestas. Uno de los más recientes parece explicar el motivo por el cual algunas mascotas sí pueden contagiarse y no otros animales.

El trabajo elaborado en la Universidad McGill de Canadá y compartido por 20 Minutos apunta que la clave está en las proteínas afectadas, ya que el virus se une a las células “huéspedes” de diferentes organismos vivos. La explicación también afecta a humanos: una mayor oxidación celular con el envejecimiento o una enfermedad estaría detrás de esa peor evolución clínica.

Los investigadores, que han publicado el estudio en la revista Computational and Structural Biotechnology Journal, han analizado las secuencias de proteínas y han detectado que algunos tipos de mascotas como gatos, perros y hurones son especies en riesgo ante la pandemia. No así otros animales como vacas o cerdos u otros tipos de mascotas menos habituales. “Hasta ahora las razones de esto no estaban claras”, explica uno de los líderes del estudio, Jaswinder Singh.

Al analizar las proteínas y sus bloques de construcción de aminoácidos, los investigadores descubrieron que los humanos y animales susceptibles de contagio tienen cosas en común. En concreto, dos aminoácidos de cisteína que forman un enlace disulfuro especial que se mantiene unido por un entorno celular oxidante; esa oxidación que resulta clave en el empeoramiento clínico de ancianos y enfermos, aclaran.

Sin embargo, en el caso de animales resistentes al virus, como cerdos y vacas como citan los científicos, falta uno de estos dos aminoácidos de cisteína y no se puede formar el enlace disulfuro. O lo que es lo mismo, el virus no encuentra manera de anclarse en la célula e infectar el organismo.