INTERNACIONAL
04/08/2020 18:05 CEST | Actualizado 05/08/2020 19:34 CEST

Ya son, al menos, 135 muertos y 5.000 heridos tras una fuerte explosión en el puerto libanés de Beirut

Las imágenes muestran una enorme cortina de humo, en forma de seta, surgida en un almacén de explosivos.

Una fuerte explosión ha sacudido este martes el puerto libanés de Beirut y ha provocado, al menos, 135 víctimas mortales y más de 5.000 heridos, según fuentes oficiales.

La deflagración, ocurrida alrededor de las 17:15 (hora peninsular española) ha producido una enorme cortina de humo que se ha expandido por los alrededores, causando también una “innumerable cantidad de heridos”, que ascienden a varios miles, y muy fuertes daños materiales, según el Gobierno nacional.

Según recoge EFE, que cita a la Agencia Nacional de Noticias (ANN), la deflagración se originó en un almacén de explosivos del puerto. La agencia apunta a un incendio inicial cerca de los silos de trigo del puerto, lo cual provocó una fuerte explosión, que pudo sentirse en toda la ciudad y sus suburbios. Además, y conforme a la televisión nacional Al Mayadín, afiliado al grupo chií Hizbulá, el almacén que explotó contenía gasolina.

Las imágenes recogen primero una cortina de humor alta y relativamente estrecha de una primera explosión que, de inmediato, pasa a ser inmensa y de forma semicircular, una especie de “seta” que se expande en apenas un segundo y cuyos efectos se han sentido en un radio de alrededor de 10 kilómetros.

Photo gallery Fuerte explosión en el puerto libanés de Beirut See Gallery

“Como Hiroshima o Nagasaki”

El ministro de Sanidad, Hamad Hasán, ha indicado que las explosiones han dejado “un muy alto número” de víctimas y ha ordenado a todos los hospitales que atiendan a los heridos por el incidente “a cuenta del Ministerio”, tal y como ha recogido el diario The Daily Star. La Cruz Roja libanesa está llamando a sus colaboradores a que se movilicen con urgencia.

La cadena local LBC afirmó que decenas de personas heridas fueron trasladadas al Hospital Hotel Dieu, uno de los hospitales en el centro de Beirut, sin dar más detalles hasta el momento.

El gobernador de la ciudad libanesa, Marwan Abboud, ha definido la situación como “parecida a Hiroshima o Nagasaki”. “Nunca había visto una destrucción tan grande”, ha explicado desde la zona.

La explosión ha dado paso a un gran incendio que los bomberos y demás fuerzas aún no han podido sofocar y que sigue agravando las consecuencias de lo ocurrido.

Un país en tensión

Daniel Giménez, un español que vive y trabaja cerca del epicentro de los hechos ha contado al canal 24 Horas lo que ha visto en la zona: “Gente sangrando, partes de edificios caídos, ambulancias, bomberos, gente corriendo... Un hombre sin piernas sangrando encima del capó de un coche... Ha sido bastante impactante, la verdad”.

Las autoridades libanesas no se han pronunciado por el momento sobre lo sucedido y se desconoce si se ha tratado de un accidente o de un atentado. 

Aunque por el momento las hipótesis apuntan a accidente, los hechos llegan en plena crisis política y social en el país, a la espera del veredicto del tribunal de Naciones Unidas este viernes sobre el asesinato del ex primer ministro Rafic Hariri.