POLÍTICA
04/10/2019 11:06 CEST

Una jueza obliga a Podemos a readmitir a un diputado despedido por no ser "pablista"

"Fui víctima de una purga", ha explicado Miguel Vila en 'Hora 25'.

GTRES
Miguel Vila, exdiputado de Podemos.

El exdiputado de Podemos Miguel Vila ha asegurado este jueves que está “muy contento” ahora que una jueza ha declarado nulo su despido como empleado del partido, pero ha dicho sentir lástima porque “Podemos vulnere los derechos fundamentales de los trabajadores”.

“Esta vez hay condena, pero no soy el único que sufrí represalia ideológica en mi puesto de trabajo, hay muchos casos más”, ha afirmado Miguel Vila en declaraciones a EFE tras conocerse que una jueza de Madrid obliga a Podemos a readmitirlo en una sentencia en la que admite el argumento del demandante de que fue “represaliado” por no ser afín al sector de Pablo Iglesias.

“Todo por haber expresado opiniones diferentes a la línea estratégica y táctica que marca la actual dirección de Podemos”

La magistrada del Juzgado de lo Social número 36 de Madrid, Patricia del Valle, ha dado la razón a Vila pues considera que su despido fue una “reacción ilícita frente a la afinidad política” del exdiputado -próximo al exnúmero dos, Íñigo Errejón- y una vulneración de los artículos 14 y 24 de la Constitución.

Miguel Vila asegura que ahora lo que espera es que el partido le readmita y “seguir trabajando” porque desde el 5 de marzo -fecha en que se disolvieron las Cortes- no ha vuelto a trabajar ni a cobrar porque Podemos, según asegura, le “usurpó” el derecho a la prestación por desempleo.

El exdiputado también explica a EFE que Podemos pudo evitar que se celebrase el juicio porque él quiso llegar a un acuerdo extrajudicial que sí se alcanzaron en el caso de otros exempleados. “Fue todo un despropósito. Intenté negociar pero no quisieron escucharme”, lamenta.

Entrevistado en el programa Hora 25 de la Cadena SER, Vila calificó lo que le sucedió como “una purga interna”. “Todo por haber expresado opiniones diferentes a la línea estratégica y táctica que marca la actual dirección de Podemos”, ha explicado. 

Preguntada por la sentencia, la número dos de Podemos, Irene Montero, ha declarado al programa Hoy por Hoy de la SER, que “obviamente” respetarán el fallo pero que “es un poco raro que trabaje en un partido político un miembro de otro”.

Vila trabajó desde octubre de 2014 como técnico de imagen y sonido para Podemos y fue elegido diputado por la circunscripción de Burgos en las elecciones de diciembre de 2015 y en la repetición electoral de junio de 2016.

Irene Montero, sobre este caso: "Es un poco raro que trabaje en un partido un miembro de otro"

Por esa razón, causó baja en la Seguridad Social y alta en el régimen especial de parlamentarios hasta que las Cortes se disolvieron el 5 de marzo de este año.

Entonces, al quedar fuera de la Diputación Permanente del Congreso, pidió la indemnización por transición a la que tienen derecho los parlamentarios hasta la celebración de nuevas elecciones y, como no fue candidato en los comicios del 28 de abril, reclamó la correspondiente indemnización por cese de su actividad parlamentaria.

También pidió a Podemos su reingreso a su puesto de trabajo, pero obtuvo una negativa como respuesta. El partido argumentó no tener constancia de que en su momento solicitara una excedencia forzosa por ser elegido diputado, sino una baja voluntaria como empleado.

Asimismo, adujo el partido de Iglesias que Vila cesó como diputado el 5 de marzo y no pidió el reingreso hasta el 26 de abril, excediendo el mes establecido en la ley.

La jueza rechaza el incumplimiento del plazo y que Miguel Vila manifestara su voluntad de romper la relación laboral, pero además entra en las causas del despido, que el exdiputado vinculó directamente con su escasa afinidad con el “denominado sector ‘pablista’”

Photo gallery 21 cosas que no sabías de Pablo Iglesias See Gallery