BLOGS
21/06/2021 07:07 CEST | Actualizado 21/06/2021 07:07 CEST

Una semana "horribilis" para Casado

Si hasta el Presidente de la CEOE no comparte su estrategia ni la de sus amigos de Colón, ¿quién lo apoya en este país?

EFE
Pedro Sánchez y Pablo Casado.

Casado se alegra poco de lo bueno que le pasa a nuestro país, y cada éxito para España se convierte en un mal rato para el líder del PP. Esta semana ha sido especialmente buena para España y dura para él.

El domingo conocimos que en España se vacuna a un ritmo más rápido que Reino Unido, Francia o EEUU. Alcanzándose un nuevo récord de vacunas: 654.232 en un día. Se está cumpliendo el calendario establecido por el Presidente de Gobierno. 

Para salir de la crisis es fundamental vacunar, vacunar y vacunar. Eso siempre lo tuvo claro este Gobierno y a pesar de las duras criticas de Casado sobre la falta de vacunas al principio, de tratar de enfrentar a unas Comunidades con otras por las vacunas y de burlarse porque no se cumplirían los plazos de vacunación… El tiempo ha demostrado que se equivocaba.

Casado fue junto a Abascal el domingo a Colón, pero esta vez escondidos para evitar salir juntos en la foto, como si de dos niños pequeños se trataran. Pero lo de Colón reunió a menos gente de lo previsto, mucha menos gente que la vez anterior. Incluso hay quien dice que fue un pinchazo en toda regla, y aquí se le empezó a torcer la semana.

El lunes, el Presidente Pedro Sánchez anunció que Madrid acogería el próximo año la cumbre de la OTAN tras su encuentro con el Presidente de EEUU Joe Biden. Rápidamente salió Casado a criticar la duración del encuentro que le pareció corto. Es cierto, ha habido otro Presidente de España que habló más tiempo con un Presidente de EEUU, se llamaba Aznar, era del PP y en esa reunión nos metió en una guerra, la de Irak, que fue ilegal, inmoral e injusta.

Pero no había acabado aún el día. Por la tarde se conocía la noticia de que se suspendían los aranceles agroalimentarios entre la UE y EEUU durante 5 años, lo que beneficiaba entre otros productos a nuestro aceite de oliva y a nuestro vino. Ello permitirá un aumento notable de las exportaciones e importantes beneficios económicos para nuestro país. 

El miércoles, Bruselas aprobaba el Plan español para los primeros 69.500 millones de los fondos europeos. Miles de millones esenciales para impulsar la reconstrucción en España y para poder salir de la crisis. Un gran éxito logrado por el Presidente Pedro Sánchez y una mala noticia para Casado que siempre trató de que no viniese ni un solo céntimo de estos fondos para España.

Y lo mejor del caso, es que ese Plan Español para los fondos europeos ha sacado 10 sobresalientes y un notable de Bruselas. A pesar de los negros augurios de PP y Cs que durante todo el año, donde han insistido una y otra vez en que los fondos europeos corrían peligro por la gestión del Gobierno y el diseño del Plan, se han vuelto a equivocar.

El jueves a primera hora se conoce otra muy mala noticia para Casado, los medios de comunicación informan de que el PP borró las cámaras de seguridad de Génova para que no se pudieran verificar las visitas de empresarios que aparecían en los papeles de Bárcenas para obstruir la investigación de las caja b. Discos duros rotos a martillazos, intento de chantaje al investigador, imágenes borradas. ¿Estos son los método de un partido que dice defender la democracia y la Constitución? ¡Qué barbaridad!

Y aún faltaban las declaraciones del Presidente de la patronal que se conocían el jueves a mediodía cuando señalaba “Si las cosas se normalizan, bienvenidos sean los indultos”. Defiende la opción que plantea el Gobierno porque “está dentro del estado de derecho”.

Si hasta el Presidente de la CEOE no comparte la estrategia de Casado y de sus amigos de Colón, ¿quién lo apoya en este país?

Durante la pandemia, Casado nunca arrimó el hombro. Nunca se alegró de que Pedro Sánchez hubiese conseguido fondos europeos para nuestro país. Y no es capaz de poner encima de la mesa propuestas para salir de la crisis. Son cada vez más los españoles que se han dado cuenta de que lo único que le importa al líder del PP es la calculadora electoral. 

Tras esta pandemia, el mundo ha cambiado, nuestro país ha cambiado y los españoles y españolas han cambiado; pero Casado se quedó en la España del blanco y negro y en el cuanto peor vaya todo, mejor para él. En estos meses tan duros para nuestro país ha tenido muchas oportunidades de demostrar que es un hombre de Estado, no lo ha hecho y así le va.

NUEVOS TIEMPOS