POLÍTICA
13/08/2020 11:20 CEST | Actualizado 14/08/2020 14:41 CEST

Ocho comunidades estudian sumarse a Galicia y Canarias en la prohibición de fumar en las terrazas

Andalucía, Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad de Madrid, Navarra y Comunidad Valenciana estudian esta medida con sus grupos de expertos.

EFE/Alberto Morante/Archivo
Un hombre fuma en una terraza de un bar de Oviedo.

Queda terminantemente prohibido fumar en las terrazas de los bares. Galicia ha sido la primera en dar este paso. Desde este jueves los ciudadanos gallegos y los turistas que visiten la región no pueden dar una calada al tomar una caña, ni al ir por la calle, si no puede garantizarse una distancia de seguridad. Lo que no logró la ley antitabaco, lo ha conseguido el coronavirus.  

El anuncio realizado este miércoles por el presidente de la Xunta de Galicia en funciones, Alberto Núñez Feijóo, ha hecho que otros Gobiernos regionales se conciencien de la necesidad de adoptar esta prohibición. Al igual que ocurrió con la obligación de llevar mascarillas, todo apunta a que esta vez también se producirá un efecto dominó por parte de las comunidades con esta nueva normativa sanitaria. 

Canarias ha sido la primera comunidad en sumarse a Galicia. El Gobierno regional ha acordado este jueves la prohibición de fumar en los espacios abiertos si no se cumple las distancia física de seguridad, según ha anunciado el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, en un Consejo de Gobierno extraordinario tras el incremento de casos positivos en las últimas horas.

Este viernes, la ciudad autónoma de Melilla también ha anunciado que implantará la misma normativa a partir del próximo lunes, según ha avanzado TVE.

Ocho comunidades estudian la medida

Al menos otras ocho comunidades autónomas estudian por el momento con sus grupos de expertos la implantación de esta medida en sus respectivos territorios. Se trata de Andalucía, Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad de Madrid, Navarra y Comunidad Valenciana, según han adelantado la Cadena SER y El País.

Feijóo argumentó este miércoles que la prohibición de fumar se debía a que el tabaco es un factor de difusión del virus. “Los miembros del comité coinciden en que fumar sin limitación en una terraza con personas próximas o en zonas sin distancia es un riesgo alto de infección”, aseguró.

Fumar sin limitación en una terraza con personas próximas o en zonas sin distancia es un riesgo alto de infecciónAlberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia en funciones

La orden gallega publicada hace apenas unas horas dice así: “En el caso particular de consumo de tabaco o de cigarros electrónicos en la vía pública o en espacio al aire libre, incluidas las terrazas, sólo se podrá exceptuar la obligación de uso de máscara, y exclusivamente durante el indicado consumo, siempre que, teniendo en cuenta la posible concurrencia de personas y las dimensiones del lugar, pueda garantizarse el mantenimiento, en todo momento, de la distancia de dos metros con otras personas”.

Las restricciones al tabaco adoptadas por Galicia y Canarias van en la misma línea de las advertencias realizadas por el Ministerio de Sanidad desde hace tiempo. El departamento que dirige Salvador Illa ha avisado en varias ocasiones de que el tabaco y el coronavirus forman la dupla perfecta para la enfermedad

Sanidad ya alertó en abril de que los fumadores son más vulnerables a contraer el covid-19. Un documento de la Comisión de Salud Pública del Sistema Nacional de Salud, publicado en julio, advertía de que los cigarrillos podían ser transmisores del virus y aconsejó no fumar en ambientes sociales.

“Debe evitarse su consumo en ambientes comunitarios y sociales y, en caso de realizarse, se debe hacer en espacios separados abiertos, extremándose las medidas de higiene personal de quien consume, con lavado de manos previo y posterior a la manipulación de los productos y utensilios empleados”, señalaba aquel documento. 

En caso de realizarse, se debe hacer en espacios separados abiertos

Los expertos han seguido reiterando en este idea. Hace apenas tres semanas, los epidemiólogos pidieron no fumar en playas y terrazas para evitar contagios.

Andalucía y Madrid puede ser de las primeras en sumarse

Varias comunidades ya se han puesto manos a la obra a estudiar esa prohibición. Andalucía, la región más poblada de España con cerca de nueve millones de habitantes, puede ser una de las primeras en adoptar esta medida. El tema se tratará en una reunión de los expertos de la Junta prevista para este jueves por la tarde. 

La Comunidad de Madrid, con seis millones de ciudadanos, también puede convertirse en una de las regiones que adopte antes esta decisión, a diferencia de lo que ocurrió con las mascarillas cuando fue de las más rezagadas. El Gobierno regional se plantea actualmente prohibir fumar en la vía pública “sin ningún género de duda” si no se puede cumplir con la distancia de seguridad. 

El consejero regional de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha afirmado este jueves que “si la legislación lo permite” implantará la medida. El Gobierno liderado por Isabel Díaz Ayuso estudió esta posibilidad, aunque los técnicos consideraban que una medida de ese estilo debe adoptarla el Gobierno central.

Según El diario Cantabria, el principal objetivo de esta comunidad es actuar sobre las playas cántabras para que todas “sean libres de humos”, teniendo en cuenta que en este entorno el uso de mascarillas es mucho más limitado. La normativa de Cantabria sería, de este modo, más restrictiva incluso que la de Galicia, que sólo habla de la vía pública y de las terrazas de bares y restaurantes.

Otros Gobiernos regionales como Castilla-La Mancha y Castilla y León, también lo están valorando conjuntamente con los comités técnicos que los asesoran en la crisis del covid-19, según ha publicado El País.

“Respecto al tema de fumar en la vía pública es una decisión que estamos sopesando. Creemos que puede ser positiva para atajar el virus y, por lo tanto, los profesionales de salud pública lo están viendo con los expertos”, ha confirmado el vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro. 

Más de 81.000 personas piden que se amplíe a toda España

Esta decisión ha generado polémica. Por un lado, muchos fumadores no están de acuerdo con la restricción. Por otro, más de 81.000 personas han apoyado una petición impulsada por la asociación Nofumadores.org para que la prohibición de fumar se extienda a toda España y se acabe así con el humo en las terrazas.

La presidenta de Nofumadores.org, Raquel Fernández Megina, considera que la norma gallega “debería adoptarse ya en toda España, al menos durante la pandemia, y que nos ofrecería la protección legal para defendernos del humo”.

Fernández Megina recuerda que los expertos reclaman que la distancia social frente a un fumador debe ser de hasta 10 metros, lo cual es algo imposible de cumplir en las terrazas de hostelería, y que un fumador tiene más del doble de posibilidades de un agravamiento del SARS-CoV2.

“Acabar con el tabaco en los espacios exteriores de la hostelería sería, por tanto, la medida más barata y efectiva para conseguir la desnormalización del acto de fumar y facilitar el desenganche de la adicción de un buen número de fumadores”, argumenta la asociación.

La pelota está ahora en el tejado de los Gobiernos regionales, y algunos han ido ya a recogerla.

Photo gallery Famosos que han fallecido por coronavirus See Gallery