ECONOMÍA
17/11/2020 17:48 CET | Actualizado 17/11/2020 22:29 CET

Vox no presenta enmiendas a los presupuestos para dedicarse a hacer vídeos

La formación ultraderechista renuncia a cambiar las cuentas públicas.

Europa Press News via Getty Images
El presidente de Vox, Santiago Abascal, durante una manifestación ‘ España Existe'.

El Congreso de los Diputados tramita estos días los Presupuestos Generales del Estado para 2021, que superaron su primer examen la semana pasada y que pretenden aprobarse antes de que termine el año. El PP ha presentado 1.500 enmiendas parciales para modificarlos. Ciudadanos ha registrado 320 enmiendas. Curiosamente, la misma cifra de cambios solicitados por ERC. Incluso, el PSOE y Unidas Podemos se han enmendado a sí mismos para no subir el sueldo de los miembros del Gobierno.

Sin embargo, hay una notable ausencia en este trámite parlamentario. Vox ha renunciado a presentar enmiendas parciales para cambiar los presupuestos elaborados por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aunque supuestamente los considera una “ruina”.

En su lugar, la formación ultraderechista ha anunciado que pretende dedicar su tiempo a una campaña de vídeos en las redes sociales para “desmontar” estas cuentas públicas.

Una decisión sorprendente si se tiene en cuenta que 3,6 millones de ciudadanos metieron la papeleta de Vox en la urna durante las últimas elecciones generales, celebradas el 10 de noviembre de 2019. Gracias a ese apoyo, el partido que dirige Santiago Abascal se convirtió en la tercera fuerza política, con 52 diputados.

“No hay posibilidad de realizar cambios sustanciales. Sería como jugar al tetris con las partidas que ya ha preestablecido, o jugar a las cartas con las cartas marcadas”, ha asegurado el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros.

Vox sí presentó una enmienda a la totalidad a los PGE, al igual que hicieron otras seis formaciones políticas con representación en el Congreso. El resultado fue un absoluto fracaso.

Solo 150 diputados votaron a favor de devolver las cuentas al Gobierno, mientras que 198 apostaron por continuar con su tramitación parlamentaria. Las enmiendas a la totalidad nunca se habían tumbado con tanto apoyo parlamentario en los 40 años de la democracia.

El resto de grupos parlamentarios no comprenden esta decisión de Vox de no enmendar los presupuestos del Gobierno, ya que nunca ha ocurrido algo similar. 

“Como lo he vivido por dentro quiero decir que estoy absolutamente orgulloso del trabajo del equipo del grupo popular. Quizás lo fácil es no presentar 1.500 enmiendas llenas de propuestas y sentido común y dedicarse a hacer vídeos. Pero nos pagan por trabajar”, ha afirmado el diputado Víctor Píriz, portavoz del PP en la comisión de presupuestos, en su cuenta de Twitter. 

“En el Congreso nos pagan por legislar. La ley más importante de cada curso político es la de Presupuestos Generales del Estado. Ciudadanos ha presentado 320 enmiendas a los PGE, Vox ninguna. La ley que más trabajo da y Vox se va de vacaciones”, ha publicado el diputado de Cs, Guillermo Díaz, en su cuenta de Twitter.

Photo gallery Santiago Abascal (Vox) alzando el brazo See Gallery

NUEVOS TIEMPOS