Vox, Ortega Lara o el veto parental: las coplas del Carnaval de Cádiz que más están dando que hablar

Las chirigotas y las comparsas siguen sin pelos en la lengua, les pese a quien les pese.
Chirigota 'Chernobyl, el musical'.
Chirigota 'Chernobyl, el musical'.

“Ole y ole, mi Cádiz. Y lo digo a boca llena. El que no diga ole que se le seque la hierbabuena”. Ese grito que repitió María la Hierbabuena desde el patio de butacas del Gran Teatro Falla de Cádiz durante años y fue un símbolo del Concurso Oficial de Agrupaciones del Carnaval (COAC) de Cádiz hasta su fallecimiento en febrero de 2016. Y lo que siempre lo ha provocado ha sido la poca vergüenza, el ingenio y la libertad de las agrupaciones.

Con más de cinco siglos de historia, el Carnaval sobrevivió a la censura de la guerra y posguerra y parece que todavía le queda aguante. Con la oleada de denuncias a tuiteros, actores y humorista —aquí, Willy Toledo o Dani Mateo— e incluso músicos, el carnaval resiste.

En la edición 2020 ha habido coplas —sobre todo, pasodobles y cuplés— que se han reído de las injusticias y han gritado a favor de la libertad. Y, como era de esperar, las comparsas y chirigotas no han dejado a ningún político sin su pullita.

Desde reivindicaciones feministas al movimiento andalucista pasando por la recurrente crítica a la ultraderecha de Vox. Todo, con polémica religiosa incluida. Estas son algunas de las coplas que más han dado que hablar en el concurso, que llega a su fin este viernes 21 de febrero.

El cuplé de Ortega Lara, Vox y la polémica

La chirigota de El Canijo de Carmona, este año se presenta bajo el el nombre de Chernobyl, el musical, ha protagonizado una de las polémicas de la edición. En semifinales lanzaron una letra bromeando sobre el fichaje de Vox al expreso de ETA Ortega Lara con un “le encanta el Cara al Sol del tiempo que se llevó que no le daba el sol en la cara”. La letra le ha costado amenazas a su autor y que muchos aficionados lo tachen de “mal gusto” y “falta de respeto”.

La crítica contra Airbnb, Glovo y las casas de apuestas

“Yo no soy racista, pero”. Esta frase tan manida la ha utilizado la comparsa OBDC, que este año se sube a las tablas del Falla bajo el nombre de Los Resilientes, para criticar a las corporaciones extranjeras como Airbnb, Glovo y las casas de apuestas, que tributan en paraísos fiscales y que se aprovechan de la nacional. “Racista, a ver si te enteras que quién te roba y quién te invade no es el que viene en patera”, concluyen en su pasodoble.

Ofensas la Semana Santa

En Cádiz la Semana Santa y el Carnaval conviven a la perfección. Siempre y cuando no se toquen. Este año la chirigota Aquí estamos de paso ha representado una sátira de una procesión, con pasos y cortejo incluido. Y no gustó nada a los cofrades gaditanos ni a la Iglesia en general. De hecho, la hermandad a la que pertenece el autor de esta chirigota le ha apartado de la salida procesional y ha removido la polémica en toda Andalucía.

El pasodoble del andalucismo

La chirigota de Vera Luque pidió un grupo parlamentario para representar a los andaluces en el Congreso de diputados, igual que ocurre con catalanes, vascos o gallegos. Este pasodoble llegó en cuartos de final, solo unos días después de la ruptura de Teresa Rodríguez con Podemos y el anuncio de su proyecto andalucista bajo la marca Adelante Andalucía, por lo que la gaditana encontró en él la mejor definición de su movimiento.

La reivindicación de las pioneras feministas

Aunque el carnaval sigue siendo principalmente masculino, no faltan las reivindicaciones feministas. En este edición, la comparsa ¡Oh capitán, mi capitán! dedicó un pasodoble a las pioneras en los derechos de la mujer. “La primera que gritó en sus altares, yo soy mujer y yo decido si soy madre”, reza la copla, que acaba con una pulla a la ultraderecha. “Olvidan que esos mimos a los que hoy apoyan son aquellos que en su tiranía violaban y masacraban hincándolas de rodillas a esas primeras hembras que por toas ellas dieron sus vidas”, concluye.

La defensa por los derechos de las personas trans

La comparsa de Martínez Ares, este año en el concurso bajo el nombre de La chusma selecta, presentó en cuartos de final un pasodoble sobre la historia de una niña trans que arrancó los aplausos de todo el teatro. La normalización y la historia de comprensión de sus padres sientan la base de esta copla, que pone sobre la mesa los prejuicios y las dificultades de este colectivo desde la infancia. “Entra en el cole cariño, que no pasa nada. Transforma este viejo mundo con tu faldita”, reza la letra.

La crítica al veto parental

El veto parental propuesto por Vox para Andalucía y presente ya en la Región de Murcia fue otro de los temas recurrentes en las coplas de esta edición. La comparsa de Los pacientes cargó contra esta imposición y defendió la necesidad de que los padres eduquen a sus hijos en libertad. “Olvida lo que dicen, respeto y ciencia, trabaja su conciencia, que ese niño es tuyo y es tu obligación. Que nunca acuda a charlas, que contemple más opciones, le enseñarán las desgracias de aquella familia, que un hijo salió maricón”, dice la letra.

La comparsa antifascista

“Si le diste tu confianza al fascismo, esta no es tu comparsa”. Con esta presentación se plantó la agrupación Ciudad de Dios en el Teatro Falla. En lugar de darle pie a las ideas de Vox, los miembros de esta comparsa recuerdan que Cádiz fue una de las localidades que mantuvo la alcaldía de Unidas Podemos en las pasadas elecciones municipales de mayo.

Ciudades de Carnaval