POLÍTICA
24/01/2020 11:03 CET | Actualizado 24/01/2020 13:53 CET

Zapatero cree que rebajar las penas "desinflamará la crisis en Cataluña"

El expresidente apoya una amplia reforma del Código Penal porque "la política legislativa también está para resolver el conflicto".

“Claro que desinflama la rebaja de las penas”. El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha mostrado su pleno apoyo a la amplia reforma del Código Penal y a la rebaja de las penas por el delito de sedición (que afecta de lleno a los condenados por el procés), que ha anunciado el Gobierno de Pedro Sánchez

En su entrevista en la Cadena Ser con la periodista Àngels Barceló, Zapatero ha concretado que una rebaja en las penas “ayudaría a desinflamar la crisis más grave que hemos tenido en los últimos 20 años, como es la de Cataluña”, al tiempo que ha mostrado su convencimiento en que “la política penal y legislativa también está para contribuir a resolver el conflicto, siempre respetando el ordenamiento constitucional”.

Por estos motivos, Zapatero no entiende a quienes, como el presidente manchego Emiliano García-Page, consideran que Sánchez está “mercadeando” con el Código Penal: “Hay que reformar y actualizar el Código Penal, porque algunas cosas vienen de otra época. Hay que hacerlo”, ha insistido. 

Zapatero ha encontrado el origen de estas críticas en el seno del PSOE al hecho de que la cuestión de Cataluña, como todas las que afectan a elementos identitarios, “producen opiniones que deberían tener también esa vía de la racionalización”.

Dejación por parte del PP en Cataluña

“Hay que entender lo que pasa, aunque nos guste poco. ¿Porqué el independentismo en Cataluña pasó del 20 al 45%? Hay que saber que eso sucede y eso responde a una palabra: política”, ha expresado Zapatero, antes de acusar al PP de “dejación” .

“Cuando vieron que los independentistas habían iniciado su viaje a ninguna parte, desde la sentencia del Estatut, se han dedicado muy pocas horas al diálogo y muchas a los discursos incendiarios”, ha opinado el expresidente, en alusión a PP. 

Ahondando en su crítica al PP, Zapatero ha ironizado afirmando que “al centro derecha el centro se les ha caído”: ”¡Vamos a echar de menos a Rajoy!”, ha exclamado, acusando al líder del PP, Pablo Casado, de aspirar a ser sólo líder de la oposición y nunca alternativa de gobierno.

“A ver, que ya tienen la experiencia del señor Rivera. Su caricatura de la izquierda me parece increíble”, ha advertido Zapatero, quien encuentra el origen de este comportamiento en un problema esencial que tiene el PP: “Les cuesta digerir las derrotas y las salidas del gobierno. Recordemos lo que pasó con el 11-M”, ha rememorado Zapatero.

Sánchez “acierta” al no recibir a Guaidó

En referencia a la visita del presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, a España, como parte de su gira por Europa para recabar apoyos para lograr un cambio en su país, Zapatero ha afirmado que Sánchez “acierta” al no recibirle. 

En medio de las polémicas por el hecho de que Guaidó no vaya a ser recibido en Madrid por el jefe del Gobierno, sino por la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González, y por la reunión del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, con la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, en el aeropuerto de Barajas, Zapatero ja argumentado que “el enfoque sobre Venezuela tendrá que cambiar en muchas actitudes y en cabezas”.

El político socialista, quien cree que hay mucha “desinformación” sobre este país, ha afirmado que es un error promover sanciones económicas “para que sufra un pueblo” y ha apelado al diálogo entre las dos partes como vía para resolver el conflicto de manera “pacífica”.

Zapatero, que en los últimos cuatro años ha viajado 38 veces a Caracas, ha comentado que la visión externa del conflicto le recuerda al Irak de Sadam Hussein, “donde uno era malo malísimo”, en referencia al presidente Nicolás Maduro, instado por EEUU en varias ocasiones a abandonar el poder tras las elecciones. 

Zapatero contrasta con Felipe González

La opinión de Zapatero contrasta con la de otro expresidente socialista, Felipe González, quien ha defendido que Guaidó es “el único representante legitimado democráticamente” como presidente de Venezuela y frente la “tiranía” de Maduro.

“Es el único representante legitimado democráticamente, de acuerdo con la Constitución de Venezuela, frente al poder fáctico representado por la tiranía de Maduro y sus apoyos espurios de la llamada Asamblea Constituyente, del Tribunal Supremo o de la cúpula militar”, subraya el expresidente.

El exsecretario general del PSOE ha explicado que el reconocimiento internacional a Juan Guaidó como “presidente encargado” de Venezuela el pasado febrero ha creado una situación “insólita” y “sin precedentes” desde el punto de vista de la legalidad internacional.

Photo gallery Los condenados en el "procés", uno a uno See Gallery

NUEVOS TIEMPOS