Irán lanza una campaña para justificar el ataque a Israel: "proporcional" y "disuasorio"

Irán lanza una campaña para justificar el ataque a Israel: "proporcional" y "disuasorio"

Teherán asegura que actuará "más fuerte que nunca para disuadir y castigar al agresor por cualquier acción ilegal e irracional" y afirma que "no tuvo más remedio" que castigar a Tel Aviv ante la inacción internacional.

El ministro de Asuntos Exteriores iraní, Hossein Amir-Abdoulahian.EFE/EPA/ABEDIN TAHERKENAREH

Tras la tempestad, la calma llega en forma de mensajes a la comunidad internacional y acciones diplomáticas para tratar de evitar que se consume una escalada de tensión en Oriente Próximo y Oriente Medio tras el ataque sin precedentes de Irán a Israel este sábado, en el que se lanzaron unos 300 proyectiles -entre drones 'kamikaze' y un centenar de misiles balísticos- en respuesta al bombardeo israelí sobre el Consulado iraní en Damasco, la capital siria.

Tras una madrugada marcada por la reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en la que se ha acordado un llamamiento unánime para rebajar la tensión, ambas partes en el conflicto calculan minuciosamente y calibran los mensajes que lanzan en un momento en el que las principales potencias mundiales piden a Israel que no responda al primer ataque efectuado desde terreno iraní contra suelo israelí -si bien el 99% de los misiles y drones fueron neutralizados sin causarse daños-.

En ese marco, mientras se aguarda una respuesta más concreta de los pasos a dar por parte de Tel Aviv -ya han asegurado que responderán cuando llegue el momento adecuado-, desde Irán han activado una ofensiva diplomática dirigida a justificar o explicar los motivos que le han llevado a emprender una acción militar inédita. El guion es el mismo que el que esgrimido desde este fin de semana, Teherán considera que fue una respuesta "proporcional" y con un objetivo claro, el de demostrar "capacidad de disuasión".

"Irán no busca aumentar la tensión en la región"

En rueda de prensa desde Teherán, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Naser Kananí, ha insistido en que "Irán no busca aumentar la tensión en la región" y ha subrayado que el ataque -neutralizado por la Cúpula de Hierro y, parte, por sistemas antiaéreos o cazas de países aliados de Israel- fue "necesario, proporcional y dirigido a objetivos militares” para crear “capacidad de disuasión".

Se trata del mismo tono y claves que el jefe de la diplomacia iraní, Hosein Amir Abdolahian, ha transmitido en las últimas horas a a actores internacionales fundamentales en el conflicto. El titular de Exteriores iraní ha mantenido conversaciones con sus homólogos de Rusia, Catar, India, Malta, Egipto, Arabia Saudí, Siria, Turquía y la Unión Europea.

En esa línea, el portavoz del departamento que dirige Amir Abdolahian ha puesto el foco este lunes en que "la acción de la República Islámica del Irán [el ataque masivo] fue necesaria y proporcional y estuvo dirigida a objetivos militares". Kananí también afeó que no se aplicasen o acordasen medidas por parte del Consejo de Seguridad de la ONU y de EEEUU, Reino Unido o Francia ante el ataque contra la misión diplomática iraní en Siria. 

"Estos países [occidentales] en vez de adoptar una acción ilógica deberían apreciar la moderación de Irán"

De cara a un escenario en el que ya se están valorando posibles nuevas sanciones a Irán por el ataque, una posibilidad que se estudia en Londres, el portavoz de Exteriores también ha deslizado que los países occidentales deberían "apreciar la moderación" de dicho ataque: "Estos países en vez de adoptar una acción ilógica deberían apreciar la moderación de Irán en los últimos meses y el comportamiento responsable de Irán hacia la seguridad y la paz".

La justificación de la captura del carguero: "Violación de las normas marítimas internacionales"

Irán no solo se ha pronunciado de nuevo sobre el ataque con drones y misiles a Israel. Horas antes de que se produjese dicha acción sin precedentes, las autoridades iraníes también habían abordado y dirigido a su territorio un buque carguero con bandera portuguesa, pero vinculado con la empresa israelí ‘Zodiac Maritime'.

"El buque fue dirigido a aguas territoriales iraníes por violación de las normas marítimas internacionales y la falta de respuesta a las autoridades iraníes", aseguró también Kananí, quien hizo hincapié en que esta embarcación “pertenece al régimen sionista” y está siendo investigado por "las autoridades competentes".

Con todo, el portavoz de Exteriores iraní ha asegurado que su país está "comprometido con la libre navegación en el estrecho de Ormuz" de acuerdo con el derecho internacional, pero que mantiene sus tareas de vigilancia y control: "Irán está vigilando todo el tráfico en este estrecho estratégico en el marco de la protección de sus intereses nacionales y soberanía territorial, y tiene un control total y responsable de todos los elementos de entrada y salida".

La fuerza de nuestro futbol
Un proyecto de Santander

Precisamente, la amenaza de un eventual cierre del estrecho de Ormuz -por donde pasa más del 20% del flujo mundial de petróleo- es uno de los mayores temores de la comunidad internacional y una posibilidad que Irán puede reservarse en caso de que se produzca una batería de sanciones internacionales.

MOSTRAR BIOGRAFíA

Antón Parada es redactor de actualidad en El HuffPost. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Antes de llegar aquí trabajó cinco años en La Voz de Galicia y pasó por los micrófonos de Radio Voz.

Puedes contactar con él escribiendo a: anton.parada@huffpost.es