Meir Javedanfar: "Israel no va a vivir con las líneas rojas que le marca Irán"

Meir Javedanfar: "Israel no va a vivir con las líneas rojas que le marca Irán"

El analista israelí, nacido en Irán y estudioso del programa atómico de los ayatolás, dice que ningún dirigente se puede dejar amedrentar y no perseguir a la Guardia Revolucionaria, cuando ayuda a grupos que están matando israelíes, como Hamás.

El analista Meir Javedanfar.YOUTUBE

Meir Javedanfar, analista de seguridad y política internacional, imparte clases en la Universidad Reichman de Herzliya y es colaborador del Instituto de Oriente Medio de Washington. Nació en Irán, tuvo que irse como judío refugiado a Reino Unido, vive ahora en Israel y es autor de libros de referencia sobre las investigaciones nucleares de la República Islámica. Todo eso lo convierte en una de las voces más autorizadas para hablar de la crisis actual, sin precedentes, entre los dos estados de Oriente Medio. 

Consultado en caliente sobre el ataque de Tel Aviv sobre Irán en la madrugada del jueves a viernes, Javedanfar sostiene que "muestra que Israel no va a vivir con esta línea roja que le marca Irán". "Irán dibujó una línea roja alrededor de sus bases militares y sus oficiales militares, adentro y afuera de Irán. Y dijo que si desde ahora Israel les ataca a ellos, Irán va a responder. Entonces Irán quería disuadir a Israel. Pero ningún Gobierno de Israel puede vivir con esta línea roja, porque la gente de Guardia Revolucionaria del régimen está ayudando a nuestros enemigos y quieren matar a quien quieren matar a israelíes", argumenta. "La Guardia Revolucionaria está financiando a Hamás, Hezbollah, la Jihad Islámica, a los hutíes de Yemen... Está mandándoles armas, está ayudando a todos estos grupos", insiste.

"Si es verdad que Israel atacó anoche", dice con la prudencia de lo no confirmado por el propio gabinete de Benjamin Netanyahu, "esto dice que Israel ya cruzó esta línea roja. Y que sí, esto ha sido para mandar un mensaje a Irán, pero parece que fue un ataque limitado. Esto era para cruzar la línea roja de Irán, sí, pero sin causar una guerra grande entre ambos países", enfatiza.

"Yo creo que es posible que Israel, a través de otros países, de un tercer país, mandó un mensaje de que después de este ataque podemos cerrar este capítulo de las tensiones. Es posible", constata.

Horas antes de que se registrasen las explosiones en la región de Isfahán, el profesor Javedanfar ya tenía claro que Israel tenía tres opciones sobre la mesa para contestar al ataque de Irán del sábado pasado, el primero en la historia contra suelo israelí, perpetrado con drones y misiles. "Una era responder exactamente como Irán atacó, es decir, de una forma similar a sus 330 misiles y drones". Otra, no hacer "absolutamente nada". Y la final, optar por "algo limitado, no del tamaño del ataque de Irán", desde un "ataque cibernético" a acciones de "operaciones especiales". Esta es por la que apostaba y es la que se ha llevado a cabo, al final. No había más opciones. 

En su elección pesaban los mensajes occidentales, presionando a Israel para una respuesta mesurada, pero no sólo. También los de otros vecinos. "Primero hay que tener en cuenta a los jordanos, que no quieren una guerra, como tampoco la quieren los norteamericanos. No solamente es Joe Biden, no es solamente que quiere ser reelegido, es que no tienen bastante munición, no tienen para aguantar tantos frentes abiertos", resume. 

"Joe Biden no solamente quiere ser reelegido, es que no tiene bastante munición para aguantar tantos frentes abiertos"

Ahonda en este argumento, clave: "Mira lo que está pasando con Ucrania, necesitan todo lo que tienen ahí, también en China si va a haber una guerra... Ahora no quieren una guerra grande, porque si vamos a ver una guerra grande entre Israel e Irán, Israel va a necesitar mucha munición, va a necesitar muchas bombas, y los norteamericanos necesitan ahorrar, ahorrar y ahorrar porque tienen muchos más desafíos, otros desafíos", insiste. 

A su entender, es importante que aunque Israel ha respondido a Irán, lo ha hecho "de una manera que no escala la situación" en la zona, aunque reconoce que "siempre existe esta posibilidad", dado el estado de los acontecimientos. "Israel no puede dejar que este régimen, que desde 1991 es responsable de la financiación de grupos con los que han muerto tantos israelíes, le imponga esa línea roja", dice.

El martes, Irán amenazó con responder a Israel en "segundos", con "armas no usadas" hasta ahora. ¿De qué tipo de armas podemos estar hablando? Javedanfar explica que entre los más de 300 proyectiles lanzados el pasado sábado hay también misiles hipersónicos. "Irán sí tiene armas, yo no sé si tiene armas más avanzadas, es posible, pero si lo va a usar contra Israel... es posible, pero también Israel tiene armas avanzadas y entonces es un riesgo hacerlo, es un peligro que Israel tendrá que tomar en consideración", indica.

El Gobierno de Tel Aviv, especialmente por boca de Benjamin Netanyahu, califica habitualmente a Irán como una "amenaza existencial" contra su estado. Se apoyan en las declaraciones de sus líderes llamando a eliminar el país, a borrarlo. Javedanfar pone en su lugar estas etiquetas. "El régimen iraní no es una amenaza existencial, pero es un régimen que le gustaría destruir a Israel. Lo que pasa es que no puede", expone.

"El régimen iraní no es una amenaza existencial, pero es un régimen que le gustaría destruir a Israel. Lo que pasa es que no puede"

"Irán es un peligro grave estratégico, no es un peligro existencial ¿Cómo quiere Irán destruir a Israel? Por ejemplo, mientras que no tiene bombas atómicas, quiere ayudar a los grupos que amenazan a los israelíes y le hace la vida tan difícil a estos israelíes que hay gente que busca un pasaporte, un segundo pasaporte de España, Portugal, Alemania, Hungría... de donde vinieron sus papás, y regresan a estos países. Así Israel va a desaparecer, va a ser una minoría", ejemplifica.

"Ayudan a todos estos grupos y esto era una de las metas de Hamás, que atacó así, quería hacer a los israelíes sentirse inseguros en su país para que se vayan de aquí, para que eventualmente se vayan de aquí", sostiene. "Esto es una de las ambiciones de las metas del régimen iraní también". 

Pero eso es una cosa y, otra, acabar con Israel "Si Irán puede destruir a Israel, no, esto no es posible. Si un día tiene una bomba atómica, puede ser que muchos israelíes van entonces a decidir que no quieren vivir en este país más y se irán de aquí". "Así es como Irán quiere destruir a Israel, ayudando a los enemigos y con amenazas", resume.

Espacio Eco
Un proyecto de Espacio Eco

No es amenaza existencial, pero no por eso le resta peligrosidad: "Es una amenaza muy seria, muy, muy seria en nivel estratégico", concluye.