Tarjeta de presentacion de Ndombèlé y cia

Un momento del encuentro entre el Manchester City y el Olympique de Lyon.
Un momento del encuentro entre el Manchester City y el Olympique de Lyon.
Phil Noble / Reuters

La victoria del Olympique Lyon en el Eithad Stadium ante el Manchester City sorprendió a muchos. El conjunto de Guardiola siempre se había mostrado muy sólido en sus partidos de casa y pocos podían esperar una derrota en la primera jornada de Champions League. El Olympique se presentó en Inglaterra con un equipo plagado de jugadores jóvenes talentosos y que, por momentos, fueron superiores al todopoderoso conjunto blue.

Bruno Genesio, entrenador del equipo francés, protegió a sus laterales con ayudas de los interiores para evitar situaciones de 1vs1 por parte de Sterling y Bernardo Silva. Al City le costaba superar líneas y el eje central rival con el español Pape Diop, nacido en el 97, y el francés Tanguy Ndombèlé, en el 96, al mando. Precisamente, fue el francés quién destacó por su vigilancia a Gündogan en la salida de balón de los ingleses y por su buen hacer con balón.

Ndombèlé fue capaz de darle equilibrio defensivo a su equipo con su corpulenta presencia en el centro del campo. Su salvajismo táctico -no es un futbolista demasiado posicional- obligó a los de Guardiola a dirigir el balón hacia los flancos donde encontraron situaciones de inferioridad númerica. Ahí sus extremos devolvían el balón hacia dentro y vuelta a empezar. Tanguy tiene unas piernas que casi obligan a soltar el balón rápido cuando se encuentra enfrente. Y a pesar de eso, podemos decir que no destacó por su contribución sin balón.

Ndombèlé firmó varios pases finales de gran calidad en los que dejó a sus compañeros encarando al portero

Precisamente fue con el esférico cuando dejó sus mejores momentos del partido. Guardó la pelota como un 10, distribuyó como un 8 y dejó unas arrancadas en mediocampo que en un par de zancadas se deshizo de sus rivales. Y para completar el paquete, firmó varios pases finales de gran calidad en los que dejó a sus compañeros encarando al portero. Uno de ellos acabó en gol de Cornet invalidado por fuera de juego y otro en un remate al poste de Memphis Depay.

La victoria del Lyon en Inglaterra no va a pasar desapercibida. Sobre todo, porque no sólo Tanguy Ndombèlé hizo un partido muy completo sino que otros jóvenes como el ya mencionado Pape Diop o Houssem Aouar, del 98, dejaron muy buenas sensaciones en un partido de tanta exigencia.

Popular in the Community