BLOGS
14/01/2018 09:13 CET | Actualizado 14/01/2018 09:13 CET

Aunque el mundo no lo crea, los gordos hacemos deporte

Ya inicia un año y comienzan todos a prometerse resoluciones que con dificultad se van a cumplir a lo largo del año, una de ellas es adelgazar e inscribirse en un gimnasio, porque ¡oh horror! nos permitimos disfrutar de la vida por un mes deleitándonos de los platillos que las distintas religiones acostumbran a servir durante el mes de diciembre. Vivimos en una cultura castigo, si te portas mal Dios te castiga, si no sigues los estereotipos se te castiga y violenta, si no cumples lo que la sociedad espera de ti como hombre y mujer, se te castiga, si no eres delgado ¡Vaya que se te castiga!

Y todo esto me hizo pensar en esta industria, que es la segunda de más impacto, luego de la pornografía y antes que la moda, la industria de la dieta y belleza, de cómo nos influye al punto de odiarnos, de sembrarnos estereotipos que nos logran mutilar

Hacer ejercicio físico debe ser una actividad para disfrutar, no para castigar

Un ejemplo de la incoherencia que se maneja y cómo de forma sistemática esta industria manipula a todos, es la noticia que se hiciera viral para finales del 2016, cuando Nike sacara su línea de ropa deportiva en tallas grandes. Maravilloso cabe destacar, pero entonces ¿qué sucedió?

Los "me quejo de todo" que abundan en redes sociales, se quejaban de cómo era posible que se glorificara la obesidad de esta forma (que manera de despreciar las neuronas esta ¿eh?) pero entonces le hacen la guerra –literal- a una persona con sobrepeso. ¿Cómo se pierde peso sin un tratamiento guiado por un endocrino seguido de ejercicios físicos? ¿Con qué se viste la gente? De aquí podemos desprender tantas cosas: gordofobia, falta de coherencia, de sentido común, discriminación aspectista, y la lista sigue...

Siguiendo con los estereotipos, según esta industria y su discurso eterno de castigos y prototipos, se supone que los gordos no nos ejercitamos, tampoco nos destacamos en ninguna plataforma deportiva porque es "imposible". Los "imposibles" de lo posible se han ido desmitificando gracias a las redes sociales que se han convertido en nuestra gran y única plataforma donde tenemos una voz los que hemos sido y somos invisibilizados.

Se supone que el ejercicio es un castigo por lo "malos" que hemos sido al comer (de nuevo los castigos) o si no para "construir" ese cuerpo que nos han vendido como el ideal. ¿Acaso no tenemos todos ya un cuerpo? ¿Ideal según quién? ¿Con qué moral nadie le impone a otro qué cuerpo tener? Preguntas que se hace una pensante como yo, que se libera de esta cultura de castigos que asfixia y enloquece.

Pero volviendo al punto de los gordos y el ejercicio, me fijaba cómo todo el mundo a mi alrededor está con sus alucines de nuevo año y sus "nuevo yo" apuntándose a gimnasios, sin embargo no nos hemos dado cuenta, cegados por los estereotipos, de que gente a nuestro alrededor todo el año se ejercita porque le gusta, porque le parece maravillosa la liberación de endorfinas, porque siente que sudando se libera de malas energías, y nada más.

Eso debe ser el ejercicio, una actividad para disfrutar, no para castigar. No en balde se asocia con dolor, con temor de ser violentado en un gimnasio, por un entrenador o de ser catalogado de banal, entre otros...

Me encontré con tres ejemplos muy cercanos a mí que eran prueba de esto, de que se rompía de una forma positiva y elegante con estereotipos, pero además con grandes mujeres que estaban haciendo grandes cosas:

Minci Cristancho Rueda:

Además de odontóloga y modelo de tallas grandes, practica el ciclismo, de forma profesional y responsable cabe destacar. También disfruta del motorismo.

AOL
AOL

Larissa García:

Larissa además de ser princesa del certamen Miss Gordita Paraguay es maratonista. Ha corrido maratones de 5 y 8 Kilómetros. Cuenta en la actualidad con 13 medallas.

AOL
AOL

Laura Agudelo

La reconocida bloguera Laura Agudelo agrupa cada tantos días al mes a un grupo de lectoras, en lo que ha denominado "Go Pesaditas, Go" ¿De qué se trata? De chicas de talla grande que se reúnen a disfrutar del ejercicio, ataviadas con pines o gorras de esta divertida propuesta salen a pasarla de lo mejor. Sin presiones, sin estrés, sin violencia. Ejercicio libre de estereotipos.

AOL

¿Les había contado que practico yoga? También fui nadadora profesional y jugadora de baloncesto.

Si bien es cierto que la yoga no es un deporte, es una actividad física, donde pones a trabajar hasta los músculos que no recordabas que tenías. Mi primera experiencia con el yoga no fue la mejor, porque para variar "eres gorda y no podrás hacer eso". Me di la oportunidad con otros yoguis y bendito sea, porque a la fecha no he dejado de practicar esta disciplina que tantas satisfacciones me ha traído. Y sí, es para todos, si no, mírenme a mí.

AOL
AOL

Diviértanse, atrévanse, anímense. Toda oportunidad que se den con el deporte es maravillosa y si no quieren hacerlo también es válido. Deslastrémonos de esa cultura del castigo e imposición que nada bueno ha traído, más allá de estigmas, dolor y prejuicios.

Hagan deporte porque lo disfrutan, no porque quieran quemar el placer de haber vivido de su cuerpo o castigarse por ello.

Vivamos mejor y con más amor, a ser posible por favor...

¡Hasta la próxima!

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blogs

NOTICIA PATROCINADA