BLOGS
17/01/2018 17:11 CET | Actualizado 17/01/2018 17:11 CET

Nuestros días de cine

©GTRESONLINE
La periodista Elena Sánchez presentadora de los V Premios Dí­as de Cine en Madrid.

El cine es nuestro, de usted y mío; de todos. Pero el cine no llegaría a ninguno, ni a usted ni a mí ni mucho menos a todos, si no fuera por profesionales que viven por y para él, como un gusto que deviene adicción y que invade todos los poros.

Parte de ese compromiso con el séptimo arte lo contrajeron hace años los profesionales de Días de cine, mítico espacio que tiene veintisiete años cumplidos en La 2 de Televisión Española, y cuyos programas son el abecedario de cualquier cinéfilo. Después de décadas en antena, hace cinco años su director, Gerardo Sánchez, amante del cine como pocos, puso en marcha los Premios Días de cine, una ocasión de premiar a lo mejor de la industria bajo una única consigna, la total libertad de decisión. Películas de alto o bajo presupuesto; cintas españolas o foráneas; no importa la procedencia ni la autoría, solo la calidad.

Este martes se ha celebrado en la Cineteca de Matadero de Madrid, plató del programa en su etapa presente, la quinta edición de estos galardones, en los que se premia la excelencia artística a la hora proponer y seleccionar a los candidatos. Por Matadero desfilaron centenares de profesionales de la industria que quisieron sentir el apoyo y el cariño de crítica y público.

Presentada por Elena Sánchez, conductora del programa y lúcida comunicadora, la gala se desarrolló al abrigo del calor de todos los asistentes, quienes sabíamos que la velada, lejos de ser ceremoniosa, era ante todo una reunión familiar, una celebración en la que nada, absolutamente nada, podía arruinar la función, por mucho que se emulase a Peter Bogdanovich.

©GTRESONLINE
Concha Velasco, Premio de Honor de los V Premios Días de cine.

Pese a la cercanía y el placer que supone reencontrarse con compañeros de siempre, la ceremonia fue, ante todo, emocionante, y por ella desfilaron grandes intérpretes como Concha Velasco, quien al recoger el Premio de Honor, reflexionó: "Estoy muy contenta de vivir este momento como actriz y como persona", añadiendo: "Cuando me dieron el Goya de Honor, dije que si no se hubiera inventado el cine, lo habría inventado yo, porque para mí el cine quizá sea lo que más me gusta, como actriz y como espectadora".

©GTRESONLINE
Juan Diego, Premio al mejor actor español.

Junto a ella, también se premió a otro de los grandes de la escena española, Juan Diego, quien enhebró un discurso lleno de emoción y agradecimiento por su Premio al Mejor actor español, ponderando el hecho de recibir un galardón "elegido por aquellos que aman el cine". Su hija en No sé decir adiós, Nathalie Poza, también fue premiada como Mejor actriz española por su papel en la cinta de Lino Escalera, en la que su registro dramático alcanza cotas de genialidad que avalan su nominación al Goya.

Mucho más informal fue el Premio del público a La llamada, la hilarante cinta de Javier Calvo y Javier Ambrossi que ha conquistado a la audiencia. Los "Javis", como se conoce a estos dos realizadores, pese a estar "recluidos" en la Academia de Operación Triunfo, realizaron un vídeo de agradecimiento en el que enviaron su saludo desde Barcelona.

©GTRESONLINE
Carla Simón, directora de 'Verano 1993', Mejor película española.

La gala, cuyo máximo galardón nacional recayó sobre Verano 1993 de Carla Simón, y a nivel internacional en On Body and Soul de la cineasta húngara Ildikó Enyedi, también incluyó premios en las categorías de Mejor edición en DVD y Blu-Ray (Jacinto Esteva y La tortuga roja), y Mejor documental, con títulos imprescindibles como I Am Not Your Negro (Raoul Peck) o Uncle Howard, de Aaron Brookner, quien estuvo presente en la ceremonia. Completaron la gala los premios a Thierry Fremaux por ¡Lumière!, a Florence Pugh por Macbeth y a Jeff Bridges por Comanchería. Sin embargo, uno de los momentos inolvidables de la gala fue la entrega del galardón 'Ha nacido una estrella' a Muchos hijos, un mono y un castillo de Gustavo Salmerón, un documental protagonizado por su madre, Julita Salmerón ("un personaje más grande que la vida" en palabras de la crítica Virginia García), y que ha tardado en completar toda una década. Julita fue, sin duda, la protagonista de una noche mágica, en la que el amor del público y la calurosa acogida, amén de los abrazos de Juan Diego, le hicieron estar radiante de felicidad.

Larga vida al programa de Elena Sánchez, Virginia García, Alejo Moreno, Alberto Bermejo, Juan Carlos Rivas Raúl Alda, Javier Sales y Gerardo Sánchez, entre otros.

Por muchas más décadas llenas de días de cine.

©GTRESONLINE
El equipo del programa Días de Cine, de RTVE.

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blogs

NOTICIA PATROCINADA