BLOGS
22/07/2018 10:29 CEST | Actualizado 22/07/2018 10:30 CEST

Cómo disfrutar saludablemente mientras estás de vacaciones

Pexels

Muchas de las personas que acuden a las sesiones de coaching tienen dificultades en compaginar el periodo de vacaciones con su nueva vida saludable, piensan en vacaciones como un momento para excederse y de inactividad física. El hecho es que la alimentación saludable y el ejercicio no tienen por qué suponer un engorro cuando estás fuera, se trata de hacer las cosas que te hacen sentir mejor y una alimentación saludable y el ejercicio es parte de disfrutar. Todo lo que tienes que hacer es hacerlos un poco más fáciles y adaptarlos a tu nuevo horario de vacaciones.

Ya sea que te vayas a la playa o al extranjero, se pueden encontrar maneras de encajar comidas nutritivas y de encontrar un rato para ejercitarte (puede ser perfectamente explorar tu ciudad a pie). Para hacerlo sencillo y factible, os voy a compartir mis trucos favoritos y estrategias para manteneros saludables en el camino. Que te tomes unos días o unas semanas de vacaciones no significa que tengas que romper con los hábitos saludables que has establecido en tu vida.

Tener vacaciones es la manera perfecta de quitar el estrés y relajarse.

1. Come al menos una comida cargada de verduras al día

Una tortilla llena de verdura, una gran ensalada jugosa con proteínas y grasas saludables, o un plato lleno de verduras a la parrilla tostadas: elige al menos una comida al día en la que las protagonistas sean las verduras. Otra sugerencia es pedir un acompañante de verduras con todas las comidas que puedas. Comer verduras puede ayudarte a obtener la fibra que necesita tu sistema digestivo, lo que ayuda a mantener estable tu nivel de azúcar en sangre. Además, las verduras están cargadas con las vitaminas y minerales que tu cuerpo necesita para sentirse lo mejor posible.

2. Caminar para explorar

Una de las mejores maneras de conocer un nuevo lugar es simplemente paseando, así que olvídate del taxi o del tren cuando puedas y llega a tu siguiente atracción turística a pie. Te sentirás muy bien y es posible que descubras una gran vista, un lugar fotogénico o un excelente restaurante en el camino. Se recomienda que demos al menos 10,000 pasos por día, ¡utiliza tu móvil para contar tus pasos!

3. Mantente hidratado con agua

No importa qué actividades hagas mientras está de vacaciones, todos sabemos que mantenerse hidratado es la clave para sentirse bien, mantener la digestión en calma, aumentar la energía y concentrarse. Si viajas a pie o caminas la mayor parte del día, ten a mano una botella de agua reutilizable (libre de BPA) para llenar con agua. Mientras cenas afuera o simplemente pasas el rato junto a la piscina, asegúrate de tener un vaso de agua cerca para tomarlo entre las bebidas o antes de las comidas.

4. Busca un momento para practicar ejercicio

Haz cinco sentadillas mientras te cepillas los dientes, mantén unos planks en la playa durante 1 minuto, camina a todos lados o corre hasta la cafetería donde te vayas a tomar el café o un batido por la mañana. Estas pequeñas ráfagas de ejercicio durante el día son un añadido y siempre suman, así que trata de hacer algunos movimientos rápidos cada vez que puedas.

Se recomienda que realicemos 150 minutos de ejercicio de intensidad moderada por semana o 75 minutos de ejercicio vigoroso. Los expertos dicen que mientras ejercites 10 minutos seguidos al día y lo extiendas a lo largo de la semana, estarás cumpliendo en cuanto a la práctica física. Incluso puedes convertir esto en una competencia amistosa con tus compañeros de viaje.

5. Opta por snacks saludables

Es fácil ir por algo grasiento o extra dulce cuando tienes mucha hambre. Evita tomar decisiones rápidas estando preparado y teniendo algunos snacks saludables antes de irse de vacaciones o comprando algunos cuando llegue a tu destino. Esto puede ser tan fácil como un puñado de almendras, frutas como un plátano o manzana, o una bolsa de bastones de verduras y hummus. Cuando llegues a tu destino, puedes comprarlos fácilmente en una tienda local o probablemente en una estación de servicio. Simplemente asegúrate de comprar o llevar suficiente cantidad para toda tu estancia.

6. Planifica una pequeña aventura

Al igual que con cualquier otro objetivo o actividad, si priorizas y planificas, entonces es más probable que suceda. Intenta planificar actividades como una caminata guiada, un paseo en bicicleta, un recorrido a pie o incluso un nuevo deporte como la escalada o un deporte de agua. Añádelo a tu itinerario y difícilmente lo sentirás como un esfuerzo difícil. Será una forma divertida de moverte.

7. Comparte tus comidas

Una alimentación saludable trata de disfrutar de la comida mientras te sientes lo mejor posible, así que si eso incluye disfrutar de una pizza, una copa de vino y un trozo de tarta de chocolate, ¡entonces hazlo! Compartir comidas con sus amigos, familiares y seres queridos es una de las muchas alegrías que nos proporciona la comida. Probar alimentos tradicionales o explorar otras culturas es una forma de vincularte con tu lugar de vacaciones. Compartiendo platos es otra manera, puedes probar y explorar varios platos y aun así aplicar un poco de equilibrio y moderación a tus comidas.

8. Aproveche los hoteles saludables

Desde 2017 existe la tendencia en muchos hoteles de ofrecer bienestar. Estos hoteles pueden incluir excelentes instalaciones de gimnasio, opciones de snacks saludables o servicio a la habitación, y vídeos de yoga en la habitación. Algunos hoteles incluso tienen un conserje que te acompaña a correr o al menos le dará ideas de rutas para explorar la ciudad. Pregunta al conserje sobre los beneficios que ofrecen y utilízalos para tu beneficio.

Síguenos también en el Facebook de El HuffPost Blogs

NOTICIA PATROCINADA