BLOGS
05/05/2013 10:01 CEST | Actualizado 04/07/2013 11:12 CEST

Por un futuro con peces gordos

Quiero que los océanos se recuperen del colapso hacia el que se encaminan como consecuencia de la esquilmación de los caladeros por parte de la flota industrial. Porque el futuro de la pesca no es una batalla entre pescadores y ecologistas, tal y como quieren hacernos creer los peces gordos.

Sí, quiero un futuro con peces gordos, pero no de los que nos han llevado a la profunda crisis económica y social en la que estamos inmersos, no de los que se comen a los peces chicos. Quiero que los océanos se recuperen del colapso hacia el que se encaminan como consecuencia de la esquilmación de los caladeros por parte de la flota industrial. Porque el futuro de la pesca no es una batalla entre pescadores y ecologistas, tal y como quieren hacernos creer los peces gordos de la pesca, con el beneplácito del ministro Arias Cañete.

Se trata del choque entre dos modelos de pesca contrapuestos e incompatibles. Por un lado el de la pesca artesanal que representa el 80% de la flota, que es sostenible y genera la mayor parte de los puestos de trabajo del sector y cuya voz Greenpeace quiere que sea escuchada en Bruselas, y por otro el de la pesca intensiva e industrial, poca generadora de empleo, receptora de la mayoría de los 1.600 millones de euros en subsidios otorgados a este sector solo entre 2000 y 2006, y que siempre ha contado con el apoyo incondicional de los sucesivos gobiernos. Fueran del signo que fueran, el asunto siempre quedaba en acuerdos entre peces gordos.

En el caso de España, se trata de elegir entre un modelo, el de la pesca artesanal, que garantiza un futuro con peces gordos, el 80 % de la flota pesquera europea que proporciona la mayoría del empleo en el sector, o el de la pesca industrial, dominado por peces gordos que nos condenan a un futuro sin peces y que son responsables de que el 47 % de los stocks del Atlántico y el 80 % del Mediterráneo estén sobrexplotados.

El buque de Greenpeace, Arctic Sunrise, empezó el pasado mes de marzo, en Constanza (Rumanía), una campaña para apoyar la pesca sostenible, para que la voz de los pescadores artesanales, hasta ahora ignorada, sea escuchada en Bruselas. Ya ha estado en Rumanía, Bulgaria, Grecia, Croacia, Eslovenia e Italia y acaba de llegar a Barcelona en su primera parada de su periplo hispano. Estará hasta el día 6, cuando partirá rumbo a Denia y posteriormente a Bilbao. ¡Y de allí hacia nuevos puertos en Francia y Reino Unido!

El Artic Sunrise. Foto: Greenpeace.

A su llegada a Barcelona un pescador artesanal italiano, que viene a bordo el Arctic Sunrise, entregará a un colega español una lámpara en señal de la unión de todos los pescadores sostenibles de Europa. Para evidenciar la inmensa red de trabajadores del mar que persiguen un objetivo común, que luchan por una misma causa: la pesca sostenible. Y si ecologistas y pescadores artesanales estamos luchando juntos por una causa común, por su futuro que es el futuro de los océanos.

Si, quizás el ministro Arias Cañete se esté frotando lo ojos al ver que ecologistas y pescadores sostenibles están trabajando juntos en una causa común, al ver que las cosas no están saliendo en Europa como él preveía, al ver que la voz de los pescadores artesanales se empieza a escuchar y a ser tenida en cuenta.

He invitado al ministro a visitar nuestro barco e intercambiar puntos de vista. Aún no he recibido respuesta. Sólo severas advertencias, en distintos foros donde hemos coincidido, sobre expedientes sancionadores como respuesta a nuestras acciones de protesta no violentas contra la pesca insostenible. Venga o no el ministro a bordo del Arctic Sunrise, realizaremos talleres y reuniones con pescadores y políticos con el fin de sentar las bases de un trabajo futuro conjunto. La gestión pesquera vigente en Europa ha tenido un impacto tremendamente negativo en los océanos como consecuencia de una flota sobredimensionada y altamente destructiva. Un sistema que tradicionalmente ha dado la espalda y escatimado la ayuda económica a los que pescan de manera sostenible.

En unos meses Europa va a decidir su Política Pesquera Común para la siguiente década. Es el momento de cambiar la historia. Es la hora de la pesca sostenible, la que genera la mayoría de los puestos de trabajo, la que respeta el mar, la que garantiza un futuro con peces gordos.

- Entra en www.myboat.es y comienza tu flotilla. ¡SUERTE!

- Instagram por la #pescaSOStenible

- CONCURSO: ¿Quieres pasar un día a bordo del Arctic Sunrise?

ESPACIO ECO