caso 3%

El dirigente de Convergencia David Madí facturó a la empresa audiovisual Triacom por servicios dudosos.
Investiga los presuntos delitos de tráfico de influencias, cohecho y blanqueo de capitales.
"Dije: finalmente han entrado a pedir las actas de las comparecencias de todos los que han venido a explicar las corrupciones que hay en la Policía del Estado en la comisión de investigación", ironiza.
Buscan información de Germá Gordó, exconsejero y ahora diputado, y sus presuntas adjudicaciones públicas amañadas.
Se le investigará por los presuntos delitos de tráfico de influencias, prevaricación y malversación de fondos públicos.
La Fiscalía asegura que se trata de un cambio "operativo" y que no supondrá un cambio de línea.
La mujer, exjueza, acabó como directora de políticas de Transparencia de la Generalitat tras archivar el caso Adigsa