integracion

Las personas con discapacidad intelectual son ciudadanos de pleno derecho al igual que el resto. No podemos continuar con esta represión social.
La recompensa a una emocionante historia de superación.
ESPECIAL PUBLICIDAD
Sobre todo, hay que tratarles con naturalidad y teniendo en cuenta que no están incapacitadas.
El resto de estudiantes de este centro de Infantil y Primaria se expresa en árabe dialectal marroquí.
El chico, de 22 años, trabaja ya en un cuartel de la provincia de Buenos Aires, tras pasar casi cuatro años rogando en los despachos que se reconocieran sus méritos.
El colectivo artístico se ha propuesto visibilizar la riqueza de este asentamiento ilegal, que hace frente a los prejuicios con dosis de "humanidad real".
Halagos también por la cobertura en lenguaje de signos y por luchar contra la gordofobia.
El certamen reunió a 24 mujeres de 19 países en Varsovia (Polonia) sin importar el resultado.
Y sigue habiendo países como Hungría o Bulgaria donde seis de cada 10 niños gitanos son segregados de los otros en las aulas.