lava

Albergaba los restos de 3.160 difuntos y era el √ļnico de la isla de La Palma con tanatorio, ahora inutilizado.
Ese medio kil√≥metro de costa, que era un im√°n tur√≠stico, ahora s√≥lo es la colada n√ļmero 2 de La Palma.
La superficie total de cultivos afectada asciende a 266,61 hect√°reas.
‚Ä≥¬ŅNo hay un avi√≥n que vuela y que pueda hacer caer?¬†Llegar y hacer caer ¬°blum! y yo, oriento la lava en una direcci√≥n".
ntre la pasada medianoche y las 7:30 de la ma√Īana hora peninsular, la isla canaria de La Palma ha registrado un total de 46 terremotos.
Una plataforma animalista sostiene que pueden estar refugiados en alg√ļn lugar ante las altas temperaturas que registra la isla.
La lava recupera el pulso y mientras una colada amenaza con atravesar el centro de un barrio otra se acerca al mar.
Este lunes m√°s de 4.500 alumnos y casi 600 profesores del Valle de Aridane han vuelto a las aulas, que tuvieron que abandonar hace ya casi un mes.
Seg√ļn los cient√≠ficos que lo monitorizan est√°¬†‚Äúen plena forma‚ÄĚ y amenaza con aumentar su huella devastadora. Hay m√°s de 7.000 evacuados y cerca de 2.000 casas destrozadas.
Otro tubo de lava est√° expulsando restos y consigue que el ancho de la colada no aumente y no afecte a m√°s construcciones.
Esto ayudar√° a no incrementar los da√Īos ya causados.
El magma fluye al océano en un caudal continuo y ha creado ya una fajana de más de 17 hectáreas.
El proceso continuar√° mientras el flujo de lava se mantenga, por lo que ir√° creciendo, rellenando zonas anexas e incluso colapsando algunas ya formadas en otras.
La colada se ha precipitado por un acantilado de cerca de 100 metros a la altura de la playa de Los Guirres.
"Sigo sin entender cómo TVE no ha paralizado su parrilla".
Una de las coladas sobrepasa Todoque y se sit√ļa a unos 1.600 metros de la costa y el Pevolca pide a la poblaci√≥n de cuatro n√ļcleos que cierren ventanas y puertas.
Una vi√Īeta de Pepe Vera.
Las autoridades ya no esperan que la lava llegue al mar en varios días. Los reyes se encuentran en el terreno, cuyos destrozos no dejan de crecer.
La erupción deja unos 6.000 desalojados y al menos 166 viviendas arrasadas. Las administraciones preparan medidas urgentes para la población afectada.