metro viajar en metro

Metro de Madrid ya lo ha identificado.
Perdida la conexión con el exterior, en el metro nos sentimos aborígenes de una nueva dimensión. Enterrados bajo metros de tierra, encapsulados en la cueva por la que se derraman las vías, no sólo nos desligamos de la realidad, sino también de nosotros mismos.