proceso de paz colombia

El grupo armado ha atentado contra un importante oleoducto.
colombia no farc脕lvaro Uribe y el exprocurador Alejandro Ord贸帽ez son dos enemigos de la paz con la guerrilla -que no con los paramilitares- que, con un relato de medias verdades, han conseguido reducir el horizonte de ratificaci贸n de los acuerdos en una suerte de conversi贸n castrochavista de Colombia, desdibujada por la impunidad, el atropello y la falta de Estado de derecho. Algo, curiosamente, que caracteriz贸 a la presidencia de 脕lvaro Uribe durante sus ocho a帽os de Gobierno.
uribeEn Estados Unidos ha habido mandatarios buenos regulares y malos. Sin embargo, lo curioso es que todos ellos son buenos expresidentes. En Colombia la cosa es muy distinta y es com煤n entre exmandatarios ese estilo camorrero y visceral de hacer y decir las cosas, no s贸lo para conseguir votos, simpatizantes o audiencia, sino tambi茅n para mortificar, en una agria actitud que asumen aquellos que ni rajan ni prestan el hacha.
Facebook 聽 Twitter Ve a nuestra portada 聽 Pinterest Instagram La Uni贸n Europea ha sacado este lunes a las Fuerzas Armadas
El ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, ha revelado este viernes que unos 5.500 efectivos de la Fuerza
colombiaCon casi veinte millones de ciudadanos en condici贸n de pobreza, m谩s de seis millones de desplazados, tres millones de personas que no saben leer ni escribir y con uno de los mayores niveles de desigualdad y recentralizaci贸n del continente, se corre el serio riesgo de reducir la paz a una mera ausencia de guerra con las FARC y no a una superaci贸n de las condiciones estructurales que sostuvieron dicha guerra.
timoA pesar de todo lo malo que han hecho, he decidido creer que usted y sus hombres son sinceros y est谩n dispuestos a admitir sus errores y quieren pasar esta dolorosa p谩gina de nuestra historia. De hecho, si tantas v铆ctimas de sus acciones han optado por perdonarlos, yo no soy nadie para exigir venganzas disfrazadas de justicia. Pero tambi茅n considero que estas negociaciones no pueden ser eternas.
agricultorNo todo es desasosiego en los campos de Nari帽o, Colombia. Pese a la contaminaci贸n de r铆os y tierras, a la violencia o a los acaparadores de tierras, las matas de cacao de esta vereda lucen esplendorosas. Y sus gentes cada d铆a se sienten m谩s fuertes.
colombiaEl proceso actual de La Habana rompe con todo lo anterior y, por primera vez, supone una real oportunidad a la desactivaci贸n del conflicto armado con las FARC. La guerrilla sabe que no es posible tomar el poder pol铆tico por las armadas, y al Gobierno no le interesa mantener ingentes inversiones en recursos militares cada vez con resultados m谩s cuestionables. He ah铆 el optimismo.
El fragil铆simo proceso de paz entre el Gobierno de Bogot谩 y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) est谩, de
santosEn todo proceso de negociaci贸n de acuerdos de paz, se debe mantener la calma y no perder el norte al que se quiere llegar. Si el Gobierno colombiano decidi贸 no suspender las hostilidades durante el proceso, debe ser consciente de los riesgos que eso implica y, por tanto, no deber铆a suspender el di谩logo en estos momentos.
A trav茅s de este hist贸rico foro internacional, las v铆ctimas podr谩n jugar un papel importante. Tendr谩n la oportunidad de enfrentarse al pasado y sus verdugos, enviarle un mensaje claro a aquellos que fueron sus captores, a los hombres que quemaron sus ranchos y arrancaron de su lado a sus hijos.
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, fue este domingo reelegido para gobernar su pa铆s hasta 2018 con el apoyo de
Los negociadores del Gobierno de Colombia y de las FARC han dejado patentes sus discrepancias sobre el modelo de Estado y
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunci贸 hoy el inicio de un proceso de paz con las FARC tras confirmar que