republica centroafricana

A In√©s Nieves Sancho, burgalesa, la sacaron a rastras de su cama y apareci√≥ muerta en el cuarto donde ense√Īaba costura a j√≥venes locales.
manifestacionesSeguimos hablando de lo mismo. De apocal√≠pticas reinas magas, de l√≠neas rojas, de Susana, de Soraya, de siglas, de radicales, de romper Espa√Īa y de Venezuela. Pero no hablaremos de toda la sangre derramada en Rep√ļblica Centroafricana o Burundi. Ni unos, ni otros. Como no hablamos del drama de los refugiados en campa√Īa, como seguimos sin hablar ahora.
aguaLos conflictos por el agua o que tienen el agua como arma de ataque son demasiado frecuentes en Rep√ļblica Centroafricana, donde durante la guerra se cegaron y contaminaron pozos y se destruyeron las fr√°giles canalizaciones. La falta de agua afecta sobre todo a las mujeres y las ni√Īas, que tienen que desplazarse m√°s lejos poniendo en riesgo su seguridad y perdiendo horas para formarse o generar un ingreso.
agua republica centroafricanaUna antigua leyenda sumeria relata que Dios castig√≥ al hombre con una terrible tormenta de seis d√≠as hace 5.000 a√Īos. Dicen algunos que se trata del famoso diluvio de No√©. Asirios, griegos, romanos, cartagineses... Todas las civilizaciones han echado mano de este tan poco civilizado recurso a lo largo de la historia.
campoderefugiadosNecesitamos urgentemente la ayuda humanitaria imprescindible para atender a la población refugiada y desplazada por los conflictos. Necesitamos una actuación internacional más intensa, mejor dotada y, sobre todo, que tenga como prioridad a la población vulnerable a la hora de intervenir en un conflicto.
africaLas consecuencias humanitarias de los conflictos armados en Rep√ļblica Centroafricana, con apenas 4,6 millones de habitantes, se sienten en cada uno de ellos y especialmente en el casi medio mill√≥n de desplazados internos y el otro medio de refugiados en pa√≠ses frontera. ¬ŅVolver? Todos aprietan para que cada uno vuelva a su sitio, pero, ¬Ņqu√© sitio y qu√© condiciones?. Los indicadores humanitarios, de pobreza, de ingreso, son devastadores.
Naciones Unidas ha declarado, en una situación sin precedentes, el máximo nivel de emergencia humanitaria, conocido como
Visitar el √ļnico hospital pedi√°trico de la Rep√ļblica Centroafricana es una experiencia dura e intensa. Hacerlo de la mano del doctor Gody la convierte en una raz√≥n para la esperanza. De 55 a√Īos y sonrisa f√°cil, dirige el centro desde hace 13 y nos cuenta con emoci√≥n su trayectoria.
Hace tres meses exist√≠a a√ļn una cauta esperanza de que la presencia de trabajadores humanitarios pudiera servir de protecci√≥n a la poblaci√≥n, al igual que se esperaba que la presencia de m√°s tropas extranjeras pudiera resultar en cambios significativos en el conflicto. Ni lo uno ni lo otro.
La ampliación de la asistencia humanitaria para una población desplazada que necesita de forma urgente agua y asistencia en saneamiento sigue sin llegar. La población civil está desesperada y no ha recibido ni siquiera lo que se considera el mínimo necesario en estas situaciones de emergencia.
El Ejército francés ha confirmado la muerte de dos de sus militares en los combates registrados el lunes en la capital de
El Ejército francés ha confirmado la muerte de dos de sus militares en los combates registrados el lunes en la capital de
El Ejército francés ha confirmado la muerte de dos de sus militares en los combates registrados el lunes en la capital de
Es una tragedia casi silenciosa. M√°s de 300 personas han muerto desde el jueves en Bangui, capital de la Rep√ļblica Centroafricana
Por hermanastras se le conjugan la pobreza, los grupos armados, la malaria. Por madrastras, dos, m√°s letales: la indiferencia y el abandono. La Rep√ļblica Centroafricana, aquejada por d√©cadas de inestabilidad pol√≠tica, golpes de Estado y ascensos al poder 'manu militari', es la cenicienta de las cenicientas.
El l√≠der de la alianza de grupos rebeldes S√©l√©ka, Michel Yotodia, ser√° el presidente de la Rep√ļblica Centroafricana y mantendr√°
El presidente de la Rep√ļblica Centroafricana, Fran√ßois Boziz√©, huy√≥ este domingo hacia la vecina Rep√ļblica Democr√°tica del