BLOGS
27/04/2018 07:35 CEST | Actualizado 27/04/2018 07:35 CEST

Guía para hacer circular tu producto

Si vendes un producto, ésta puede ser una nueva manera de que llegue más lejos, de que circule. El concepto nace de lo que llamamos Diseño Circular, y hoy (Día Mundial del Diseño) me gustaría centrarme en tres ejemplos, que tienen que ver con cómo un producto puede encontrar nuevos mercados.

  1. Jeans en alquiler

  2. Re-aprovechar baterías de coches eléctricos

  3. Biblioteca de maletas

1. ¿Alquilarías tus vaqueros?

La marca europea Mud Jeans, ya ofrece vaqueros en alquiler. Primero, pagas 20€ por acceder al servicio, después pagas 7,50€ al mes durante un año. Al cabo de un año, decides si te los quedas, o los devuelves y recibes otro par nuevos, pagando nuevamente las mensualidades. Mud Jeans se lanza a este sistema de "alquiler" porque en 2011 se triplica el precio del algodón, y la opción de reciclar sus propios vaqueros comienza a ser económicamente interesante. Más información aquí.

mudjeans.eu

2. ¿Una fuente de energía limpia para países en desarrollo?

Las baterías de los coches eléctricos de Alta Competición se desechan cuando pierden rendimiento, todavía al 80% de su capacidad. Ya no valen para la Alta Competición, pero siguen siendo muy válidas, si se les diseña el packaging adecuado. Totus Power, diseñado por Dmo Design Company, se encarga de aprovechar la energía restante para familias y escuelas de comunidades de bajos ingresos en países en desarrollo. Más información aquí.

dmo.company

3. ¿Cuánto te ocupan tus maletas en casa?

En el último IDEO Challenge al que asistí, salimos con esta idea, que creemos que todavía no se ha llevado a cabo. Igual que hoy en día alquilamos y pagamos por el uso de un coche en car-sharing, ¿porqué no pagar por usar maletas cuando las necesitemos? Un servicio que nos evita el espacio que ocupan las maletas en casa cuando no se usan (es decir, casi siempre) y que puede incluir seguro de viaje, baggage wrapping (plastificado de equipajes) en el aeropuerto o taxi al mismo.

AOL

Estos tres ejemplos tienen que ver con productos clásicos que encuentran nuevos modelos de negocio, nuevos mercados; a mi me gusta pensar que el Diseño Circular hace a tu producto circular, es decir, llegar a donde antes no llegaba, llegar a más públicos. Yo, ahora mismo no puedo permitirme comprar un coche eléctrico, pero sí puedo permitirme tener acceso a uno. El car-sharing ya se ha instalado en nuestra cotidianidad ¿qué será lo próximo?

*! Solo puedo atribuirme el mérito de saber preguntar: el feliz hallazgo del término circular a la vez como círculo (en lo que se basa el concepto de Economía Circular) y como verbo (que tu producto circule) no es mío, sino de mi padre, Alberto Corazón (Premio Nacional de Diseño) ayudándome en mi búsqueda para dar con una alternativa para "servitizar tu producto", que por razones obvias, me espanta. Si te ha parecido interesante, ¡circúlalo!

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blogs

ESPACIO ECO