BLOGS
02/07/2015 07:14 CEST | Actualizado 01/07/2016 11:12 CEST

Publicidad para nuevos tiempos

publicidadEl salto digital para la industria publicitaria ha sido un cambio significativo, pero a la vez muy interesante. Permite a las marcas y a las agencias ser mucho más cercanas a las personas, generar conversaciones y experiencias que antes, con los medios disponibles, no hubieran sido posibles.

Hemos vivido una transformación total en el ámbito de la comunicación. No solo por las nuevas herramientas, que permiten trabajar con mayor eficacia y rapidez, sino también por el público, que ha cambiado y se ha adaptado a una realidad donde deja de ser un mero espectador. Se ha convertido en el protagonista de todo trabajo de comunicación, pudiendo no solo participar, sino interactuar e incluso narrar las historias que le cuentan las marcas.

La digitalización ha modificado drásticamente la forma de pensar y generar ideas, ya que permite nuevas formas de consumir contenido. La audiencia se fragmenta hasta el átomo que supone cada individuo y, paralelamente, el tiempo informativo se acelera. Es en este contexto donde las experiencias digitales, en sus múltiples modalidades, alcanzan un papel destacado en la creatividad, ya que pueden suministrar la información y el contenido de marca en cualquier lugar y de manera inmediata a las personas.

Estas posibilidades de nuevas prácticas comunicativas, así como la fragmentación de los contenidos, sin duda es lo que significativamente más afecta a la comunicación, permitiendo al consumidor mucha más información y también poder personalizar sus intereses. Por ejemplo, cada vez hay más medios que parcelan su oferta y presentan los contenidos adaptándolos a los registros históricos que conservan de cada usuario en línea. Eso hace que tenga más acceso a una marca o a un producto, gracias a la información generada por el anunciante, pero principalmente, a través de las redes sociales.

Como consecuencia, las marcas que tengan un discurso consistente con sus hechos y productos y que sean capaces de dar al consumidor más que un servicio o un producto son las que van a mantener a ese consumidor fiel a su marca.

Sin duda, el salto digital para la industria publicitaria ha sido un cambio significativo, pero a la vez muy interesante. Permite a las marcas y a las agencias ser mucho más cercanas a las personas, generar conversaciones y experiencias que antes, con los medios disponibles, no hubieran sido posibles.

Pero esos nuevos canales siguen muy atados a la creatividad, ya que independiente de los medios o formatos, siempre serán las buenas ideas las que tienen el poder de mover a las personas y a las marcas.

ESPACIO ECO