BLOGS
20/01/2018 09:05 CET | Actualizado 20/01/2018 09:05 CET

Dolores O'Riordan: la fuerza a la que el abuso sexual infantil no venció

Burak Akbulut/Anadolu Agency/Getty Images
Dolores O'Riordan el 23 de julio de 2010, durante un concierto en Estambul, Turquía.

El escenario se pintó de luces láser multicolor y Dolores saltó al escenario con su guitarra y, así como solo ella sabía hacerlo, llenó la atmósfera de sentimientos encontrados con los primeros acordes de "Animal Instinct". Escucharla cantar en vivo fue una de las experiencias más importantes de mi adolescencia. Miles de almas gritando al unísono en el Auditorio Nacional pedíamos que aquel concierto en 1999 no se terminara nunca.

Súper rockerita con un pixie que le quedaba increíble, así se presentó con su nuevo disco Bury the Hatchet, en el que fue mi primer concierto de rock. Casi 20 años más tarde guardo con el mismo cariño de siempre el boleto de entrada al concierto de The Cranberries de 1999. Y en esa noche pienso especialmente hoy que ya no está.

Dolores fue la voz que arrancaba lágrimas y era capaz de remover los sentimientos más ocultos

Luego de sobreponerse a ser abusada sexualmente a la edad de ocho años, Dolores O'Riordan se unió, en 1989, a Noel Hogan, Mike Hogan, Fergal Lawler y Niall Quiin para formar el grupo The Cranberries: la que para mí es la mejor banda irlandesa de todos los tiempos.

Rápidamente saltaron a la fama y pasaron de tocar en cafeterías y bares a recorrer el mundo tocando en los más grandes escenarios.

La voz desgarradora de Dolores nos cautivó con temas como "Zombie" (una de mis favoritas), "Linger", Dreams", "Promises" (la que le he dedicado a varias personas), "Animal Instinct" y mi favorita de todos los tiempos y la cual no puedo escuchar sin ponerme a llorar, "When You´re Gone", la que le dediqué a mi padre luego de su muerte.

Dolores, era la lideresa de ese nuevo grupo que la estaba rompiendo con todo y que llegó a vender 40 millones de discos. Una mujer al frente de una banda de rock alternativo que no tenía pelos en la lengua para hablar de la muerte, de la guerra, del amor, del desamor, del abuso infantil.

Pero Dolores, además de ser una mujer sumamente talentosa, era una mujer resiliente que había salido adelante luego de haber sido abusada sexualmente durante cuatro años, desde los ocho hasta los doce años, por una persona cercana a ella.

Además de ser una mujer sumamente talentosa, era una mujer resiliente que había salido adelante

En 2013, a sus 42 años, en entrevista con el Sunday Independent, lo admitió públicamente con la esperanza de animar a todas las personas que han sufrido o que están sufriendo este tipo de abusos a denunciarlo, a hablarlo y a pedir ayuda a superarlo.

Pero ya antes en 1999, nos regaló estas líneas en su tema "Fee Fi Fo", el cual habla abiertamente del abuso sexual infantil: "Ella huele su cuerpo, huele su cuerpo, eso trastorna su mente. Él tiene mucho que responder por arruinar la mente de un niño. ¿Cómo puedes tocar algo tan inocente y puro?..."

Dolores fue la voz que arrancaba lágrimas y era capaz de remover los sentimientos más ocultos. Ella no tenía problemas en tocar los temas más dolorosos de los que somos capaces la humanidad para desmenuzarlos, exponerlos, evidenciarlos y rompernos el corazón. Así como nos lo rompe hoy con la noticia de su muerte a sus 46 años de edad.

¡Hasta siempre Dolores O´Riordan!

Este post se publicó originalmente en el Huffpost Mexico

NOTICIA PATROCINADA