BLOGS
08/01/2016 07:15 CET | Actualizado 07/01/2017 11:12 CET

El sello de J.J Abrams en Star Wars

El objetivo de J.J.Abrams en la nueva Star Wars ha sido recuperar la esencia de la franquicia en un ejercicio en el que ha devuelto a las películas las emociones de la trilogía original. Sin embargo, también ha imprimido su propio sello al mundo creado por George Lucas. Estos son cinco elementos típicos de Abrams presentes en el Episodio VII.

El objetivo de J.J.Abrams en la nueva Star Wars ha sido recuperar la esencia de la franquicia en un ejercicio casi arqueológico en el que ha devuelto a las películas las emociones de la trilogía original y al mismo tiempo ha establecido un puente entre aquellos filmes y la Star Wars de la nueva generación. Sin embargo, también ha imprimido su propio sello al mundo creado por George Lucas. Estos son cinco elementos típicos de Abrams presentes en el Episodio VII.

1. El misterio como motor central.

J.J. Abrams utiliza el misterio, a menudo expresado en forma de pregunta, como motor narrativo para atrapar al espectador. En Lost la pregunta fue "¿qué es la isla?", que trajo de cabeza a millones de espectadores durante varias temporadas. En Star Wars la pregunta ha sido "¿Dónde está Luke Skywalker?". El guionista y director la planteó a través de un póster en el que la ausencia del héroe de la trilogía original llamó mucho la atención. Internet se llenó de teorías sobre el paradero de Luke (había quien decía que era Kylo Ren) del mismo modo que en su día los espectadores se preguntaban de dónde salían los osos polares. Logró atraparnos en el misterio con la expectación consiguiente cuando ni siquiera había empezado la película, lo que confirma que hace bien de confiar en las incógnitas para enganchar a la audiencia.

2. Una mujer como protagonista.

A menudo ha explicado que no elige protagonistas femeninas a propósito, sino que simplemente se encuentra con ellas intentando buscar un buen personaje, que es lo que en realidad interesa a J.J. Abrams, más allá de los misterios que son sólo el vehículo para poner en marcha la narración. Pero el caso es que Rey es la Luke Skywalker de la nueva generación, que ha dejado de tener héroe para tener una heroína. El personaje que interpreta Daisy Ridley continúa así una galería de protagonistas femeninas fuertes entre los que se cuentan, entre otras, Sydney Bristow o Olivia Dunham. En el caso de Rey, se juega con el personaje a tergiversar los roles de género y deja claro desde que no necesita ser rescatada.

3. La caja que se tiene que abrir.

El poder del misterio y lo desconocido para atrapar la atención de los espectadores suele ser expresado por J.J. Abrams con la metáfora de una caja opaca (que tiene un equivalente en la vida real en una caja que el abuelo de éste le regaló cuando era niño). En las series y películas de J.J. Abrams, la caja es un mecanismo que usa el misterio para atrapar al espectador y que en su interior tiene todo tipo de recursos que suelen tener, como objetivo último, la dosificación de información. Por eso, la firma de J.J. Abrams como creador suele ser una caja, literal, que aparece en sus obras. Uno de los mejores ejemplos es la caja que tiene el personaje de Quentin Tarantino en Alias, pero también hay otras cajas menos convencionales como la escotilla de Lost. En Star Wars también ha colocado una caja, que debe abrir un personaje (no desvelaremos quién) y en cuyo interior se encuentra un objeto clave de la película.

4. Fragmenta la narración con flashbacks.

Si no me equivoco (corríjanme en los comentarios si es así), J.J. Abrams ha hecho el primer flashback de toda la saga de Star Wars. Hasta ahora, no se habían realizado saltos narrativos hacia atrás en el tiempo. Me refiero (y cuidado porque alguno considerará lo que viene ahora un spoiler, aunque intentaré revelar lo mínimo) a la escena de la caja mencionada en el punto anterior, en la que vemos partes del pasado de un personaje. Aunque introducido como un recuerdo, se trata de un flashback, incompleto, que quizás podría tener continuidad en las siguientes películas con otros flashbacks. La fragmentación del tiempo narrativo es uno de los recursos más habituales de J.J. Abrams y uno de los que domina con mayor aplomo. Basta con recordar los flashbacks de Lost, donde también hizo flashforwards y flashsideways.

5. Interés en explorar la figura del otro.

En la primera escena de la nueva Star Wars hay un magnífico cambio de punto de vista en el que pasamos de ver lo que ocurre desde la perspectiva de Poe Dameron a verlo con los ojos de un stormtrooper. Estos soldados habían sido, hasta que llegó J.J. Abrams, tratados como un enemigo, pero nunca nos habíamos puesto en su piel. Es uno de los temas recurrentes del guionista: explorar la figura del "otro", de ése enemigo que parece no tener rostro, que permanece deshumanizado hasta que nos ponemos en su lugar. Lo hizo con los Otros en Lost, que es quizás el ejemplo más notable, pero también con los agentes enemigos del SD6 en Alias o los habitantes del mundo alternativo en Fringe. También Super 8 es una película en la que el otro aparenta ser un monstruo hasta que nos ponemos en su lugar. Con el personaje de Finn por primera vez miramos Star Wars desde el punto de vista de un stormtrooper.

Toni de la Torre es autor del libro J.J. Abrams: la teoría de la caja y del libro Series de Culto. Crítico de series de televisión desde hace 10 años, profesor de guión de series en la Universidad de Barcelona y jurado de los premios Ondas.

RESPONSABLEMENTE