NOTICIAS

El PP se arriesga a perder el Gobierno en Galicia y el PNV tendrá que pactar, según las encuestas

15/10/2012 09:13 CEST | Actualizado 14/12/2012 11:12 CET
EFE

El Partido Popular ganará ampliamente las elecciones de este domingo en Galicia, pero su mayoría absoluta está en el aire. Así lo indican las últimas encuestas electorales, publicadas este lunes, que también prevén una cómoda victoria del PNV en el País Vasco, aunque lejos de la mayoría absoluta.

Según el ObSERvatorio de la empresa My Word para la Cadena SER, el PP conseguiría en Galicia el 42,2% de los votos (4,5 puntos menos que en 2009) y entre 37 y 38 escaños, rozando la mayoría absoluta que se sitúa en los 38 escaños. Perder la mayoría absoluta significaría también perder el Ejecutivo gallego, ya que los partidos de la oposición han manifestado en reiteradas ocasiones su disposición a pactar para desalojar a Alberto Núñez Feijóo del puesto de mando gallego.

El sondeo de la Cadena Ser apunta también a un gran descenso del PSdeG-PSOE en intención de voto. Perdería hasta 10 puntos y 19 o 20 escaños (11 ó 12 menos de los que ahora tiene). La bajada del PSOE la rentabilizaría el BNG, con 11 ó 12 escaños (ahora tiene 12) y Alternativa Galega de Izquierda, la nueva formación liderada por el histórico Xosé Manuel Beiras, irrumpiría con entre 6 ó 7 sillas en la cámara de representación autonómica.

Otras encuestas, como la del diario La Voz de Galicia, sí otorga una mayoría absoluta a Feijóo con 39 escaños (uno más del los necesarios), 21 escaños al PSOE, 10 al BNG y 5 a Alternativa.

MAYORÍA AMPLÍSIMA DEL NACIONALISMO VASCO

En el País Vasco, el PNV obtendría el 32% de los votos y entre 25 y 27 escaños, según el sondeo de la Cadena Ser. Supone un descenso de 6,3 puntos respecto a 2009. Sin embargo, en el panorama electoral irrumpirá EH-Bildu con el 25,6% de los votos (entre 23 y 25 escaños). El escenario se completa con un fuerte descenso del PSE, que pasaría a ser la tercera fuerza con un 18,8% de los votos (12 puntos menos) y 14 ó 15 escaños. El PP también perdería escaños, hasta los 9 ó 10 escaños, mientras que UPyD triplicaría su porcentaje, pero seguiría con un diputado.