INTERNACIONAL

EEUU acusa a Siria de usar gas sarín y Asad contesta que está preparado para el ataque

01/09/2013 21:35 CEST | Actualizado 01/09/2013 21:36 CEST
AFP

El conflicto sirio ha entrado en una nueva etapa. Tras la decisión de Obama de intervenir en el país asiático, el Gobierno norteamericano ha vuelto a acusar de los ataques químicos a Bachar Al Asad y de usar gas sarín, mientras que el régimen de Damasco ha advertido de que está listo para hacer frente a un ataque internacional.

La Casa Blanca está preparando esta intervención en sus dos vertientes, la militar y la política. También quiere convencer tanto a los parlamentarios como a los ciudadanos de la necesidad de acometerla. Este domingo el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ha aseverado que tiene pruebas de que el régimen sirio usó gas sarín el pasado 21 de agosto.

Muestras de pelo y sangre de las víctimas de ese ataque, en el que, según Estados Unidos, murieron 1.429 personas, "han dado positivo" por exposición al sarín, ha detallado Kerry en una ronda de entrevistas con las principales cadenas de televisión.

"EL CASO CONTINÚA CRECIENDO CADA DÍA"

"Creemos que el caso (contra Siria) es poderoso y continúa creciendo cada día", ha afirmado el jefe de la diplomacia estadounidense, quien se ha mostrado convencido de que el Congreso dará al presidente Barack Obama la autorización solicitada para una acción militar contra el régimen de Bachar Al Asad.

Según Kerry, el pueblo estadounidense "debería estar celebrando" que Obama "no esté actuando unilateralmente".

No obstante, el secretario de Estado ha recordado que el presidente tiene "el poder" y la autoridad para decidir una intervención en Siria con independencia de lo que el Congreso vote.

A juicio de Kerry, la decisión del presidente de consultar al Congreso antes de actuar ha sido "valiente".

El uso de esas armas por el régimen coloca al presidente sirio en la lista de figuras como "Adolf Hitler y Sadam Husein", ha declarado Kerry.

A POR EL VOTO DEL CONGRESO

La intervención de Kerry ha servido de arranque en la búsqueda del voto. El Congreso no debatirá hasta la semana del 9 de septiembre la intervención en Siria.

Según Efe, el temor que ha comenzado a emerger es el de que los congresistas del Tea Party, el ala más conservadora del Partido Republicano, intenten usar la votación sobre Siria en el Congreso para lograr concesiones del Gobierno en temas como las negociaciones sobre el presupuesto o la reforma sanitaria.

También hay dudas acerca de que los congresistas demócratas más progresistas se decidan a apoyar el ataque a Siria planteado por Obama.

"En este momento, yo diría que si la votación fuera hoy, probablemente sería un no", ha afirmado el legislador republicano por Nueva York Peter King en declaraciones a la cadena Fox News.

AL ASAD RESPONDE

Desde Damasco, la respuesta de Al Asad a las intenciones de Obama es que el país está preparado para enfrentarse a un ataque internacional.

"Siria es capaz de hacer frente a cualquier agresión extranjera, al igual que hace con la agresión interior, y logra victorias para recuperar la seguridad y la estabilidad en el país", ha afirmado el mandatario, que ha alabado "la insistencia del pueblo y la unidad del Ejército".

En este sentido, ha destacado que "las amenazas estadounidenses no van a hacer que Siria abandone sus principios y su lucha contra el terrorismo".

FRANCIA SE PREPARA

Francia da por hecho que el régimen sirio de Bachar Al Asad utilizó armas químicas el pasado 21 de agosto y se prepara política y militarmente ante una posible intervención para "castigar" junto a Estados Unidos a Damasco, una guerra que rechazan dos de cada tres franceses.

El primer ministro francés, Jean Marc Ayrault, ha convocado para este lunes una reunión con los ministros de Exteriores y de Defensa y los representantes políticos de la Asamblea Nacional, el Senado y la oposición, preludio del debate sin votación sobre Siria que celebrará el miércoles el Parlamento.

El ministro del Interior francés, Manuel Valls, ha pedido a la comunidad internacional que forme una coalición para intervenir en la guerra en Siria porque el país no puede afrontar esta clase de operaciones en solitario. "Es la hora de actuar", ha remarcado.