INTERNACIONAL
30/08/2013 11:27 CEST | Actualizado 30/08/2013 19:40 CEST

Hollande asegura que Francia está dispuesta a actuar en Siria sin el Reino Unido

EFE

El parlamento británico dice no, pero los demás países no lo tienen tan claro. El presidente francés, François Hollande, aseguró este viernes que la negativa de Reino Unido a intervenir en Siria no cambia la postura de Francia, país que dijo estar "preparado" para actuar.

Hollande sigue, de esta forma, la misma postura del presidente estadounidense, Barack Obama, que también se mostró partidario de seguir adelante en su estrategia incluso con el rechazo británico y sin el consenso en el seno del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, algo que Washington tampoco espera que ocurra debido a la oposición rusa y china. Varias fuentes del gobierno estadounidense citadas por la cadena CNN y el diario The New York Times coincidieron en asegurar que Obama optaría por una intervención en Siria pese al "no" británico.

"Cada país es soberano para participar o no en una operación. Eso vale tanto para el Reino Unido como para Francia", indicó en una entrevista concedida al diario Le Monde, en la que destacó que "la masacre química de Damasco no puede ni debe quedar impune".

El jefe del Estado recalcó que no es favorable a una intervención internacional dirigida a "liberar" Siria o a "derrocar al dictador", en referencia al presidente Bachar Al Asad, pero sí dejó claro que "debe ponerse un freno a un régimen que comete lo irreparable contra su población".

No hacer nada, en su opinión, "sería tomar el riesgo de una escalada (de violencia) que banalizaría el uso de armas químicas y amenazaría a otros países".

POSIBLE COALICIÓN

"Si el Consejo de Seguridad se ve impedido para actuar, se formará una coalición. Deberá ser lo más amplia posible. Se apoyará sobre la Liga Árabe, que ha condenado el crimen y ha alertado a la comunidad internacional", añadió Hollande.

El presidente francés recalcó que aunque esa coalición "contará con el apoyo de los europeos, hay pocos países que tienen la capacidad de infligir una sanción con los medios apropiados".

Francia, en sus palabras, forma parte del grupo de naciones que cuentan con esos medios. Y, según avanzó, "está preparada" y decidirá su postura "en estrecha vinculación con sus aliados".

Hollande no excluyó una posible intervención antes del próximo miércoles, fecha en la que el Parlamento galo va a analizar la situación en Siria en una sesión extraordinaria no sometida a voto, y anunció que tiene previsto mantener este mismo viernes con el presidente estadounidense, Barack Obama, "un intercambio en profundidad" sobre ese país.

ALEMANIA NO SE METE

Mientras, el ministro de Exteriores alemán, Guido Westerwelle, ha asegurado que a Alemania no se le ha pedido ni tampoco está barajando participar en un ataque militar en Siria, y ha pedido a la comunidad internacional que alcance un consenso en el marco del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

En una entrevista al diario Neue Osnabrücker Zeitung, el ministro se remite a la posición del Gobierno alemán a la hora de exigir responsabilidades a los culpables del supuesto ataque químico de la semana pasada en Damasco. No obstante, Westerwelle ha insistido en mantener las opciones abiertas.

"No se nos ha pedido y tampoco lo estamos barajando", ha declarado el ministro de Exteriores, que ha recordado que la Constitución y la jurisprudencia imponen límites estrictos al respecto, ha indicado al diario.

"Instamos al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a que encuentre una postura común", ha reclamado el ministro, que también ha solicitado que se espere a las conclusiones del equipo de Naciones Unidas que actualmente se encuentra en Damasco.