Huffpost Spain
Pablo Machuca Headshot

1 de Mayo: Siete reivindicaciones para el Día Internacional del Trabajador

Publicado: Actualizado:
Print Article
DESEMPLEO
GTRES

Con 5.933.300 parados en el primer trimestre del año y una tendencia hacia la precarización del escaso trabajo que se ofrece, las reivindicaciones de las protestas del Primero de Mayo, Día Internacional del Trabajador, llegan llenas de razones.

Más salarios, mejor calidad del trabajo, políticas activas de empleo, mayor protección para los trabajadores y los desempleados, y reducción de la desigualdad salarial, son algunas de las demandas que se podrán escuchar en las manifestaciones que recorrerán todo el país y que este año tendrán su marcha principal en Bilbao.

MÁS EMPLEO

La recuperación de las tasas de empleo es la reivindicación troncal para los sindicatos. "Porque sin empleo de calidad no hay recuperación económica", indica Ramón Górriz, secretario de acción sindical de CCOO, a El Huffington Post. "Se sigue destruyendo empleo con mucha intensidad, especialmente en el sector público", indica.

Una preocupación que apoya Toni Ferrer, también secretario de acción sindical en UGT. "El cambio de rumbo en 2010 hacia las políticas de austeridad ha fracasado totalmente. Viendo la evolución, hemos pasado de una tasa de ocupación de cerca del 60% a una del 56%. Y la tasa de paro ha pasado del 19% al 26%".

Por ello, desde los sindicatos coinciden en reclamar un gran acuerdo sobre empleo que incluya un plan de choque para parados de larga duración y para los jóvenes.

"La situación es preocupantísima", advierte Górriz, quien recuerda que existen 700.000 hogares sin ingresos en España.

EMPLEO DE CALIDAD

A la principal demanda, el empleo, se une la exigencia de que éste sea de calidad. Sin embargo, desde CCOO y UGT alertan de que el camino es exactamente el contrario: un trabajo cada vez más precario e inestable.

"Se está planteando que el futuro del empleo sea la precariedad. La troika dice que de la crisis se sale por la puerta de Asia, no por la del Atlántico", asegura Ferrer.

"El contrato a tiempo parcial se está usando como imposición y se sustituye un contrato que ya había por dos o tres contratos", prosigue Górriz, quien añade que es, además, "el que tiene mayor fraude fiscal". "Porque se contrata a los trabajadores por menos horas de las que trabajan", indica.

En este sentido, critican la reforma laboral que, a juicio de Ferrer, "sólo ha conseguido destruir empleo, debilitar la negociación colectiva y aumentar los poderes empresariales". El propio dirigente de UGT pone de ejemplo el aumento de las horas extraordinarias en pleno aumento del paro. "Las que se conocen, claro", puntualiza.

MEJORES SALARIOS

Sobre este asunto los dos sindicatos coinciden en la receta: sin empleo no hay recuperación económica, pero no se puede generar empleo si no se reactiva el consumo y la inversión y, para ello, es necesario que las personas tengan mayores rentas, sean asalariados o pensionistas.

También coinciden en que lo que está haciendo el Gobierno es lo opuesto. "El Salario Mínimo Interprofesional es ridículo y lleva dos años congelado", se queja Ferrer, que critica que en España se incumple "sistemáticamente" el compromiso suscrito en la Carta Social Europea por el que se obliga a que el salario mínimo sea igual al 60% del salario medio del país. "Unos 900 euros", según calcula Górriz desde CCOO.

La propuesta sindical en este sentido es abordar un acuerdo con los empresarios para recuperar el poder adquisitivo de los salarios y que crezcan "al compás de la inflación" y, también, en función al ritmo de crecimiento de los niveles de productividad.

También están dispuestos a valorar la propuesta de ligar los salarios a la productividad. Eso sí, siempre que signifique más empleo. "No es un tema nuevo", asegura Ferrer, quien recuerda que en España la productividad "es muy alta" pero que el ajuste "no se hace con la producción, sino con el empleo". "Si se hiciera de forma genérica, llevaría al absurdo, porque una empresa que despide debería pagar más a los que se quedan", bromea.

Por ello, pide que los salarios ganen poder adquisitivo "sin agotar los márgenes de productividad" para dejar espacio "a la inversión para el crecimiento del empleo".

MÁS PROTECCIÓN FRENTE A LOS DESPIDOS

El pasado 24 de abril, la presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica de Oriol, propuso rebajar las indemnizaciones por despido a 18 días por año trabajado, entre otras ideas que levantaron una gran polémica por la que, días después, se vio obligada a disculparse.

"Quien plantea esto no le gusta la democracia, los derechos de los trabajadores y que haya negociación colectiva. Lo que quieren es despido libre y gratuito", dice Górriz, quien apuesta porque no haya despidos. "El despido es siempre una decisión que sólo incrementa los gastos del Estado, devalúa la cualificación de la mano de obra y refuerza el poder empresarial", añade.

Además, considera que el abaratamiento del despido que insisten en plantear ciertos sectores empresariales "significa manos libres para que los empresarios puedan despedir cuando quieran, como quieran y a quienes no les gusta".

Sobre esto incide Ferrer, quien cree que ese es el verdadero problema que ha traído la reforma laboral del Gobierno de Rajoy. "Se han debilitado las causas del despido, dando arbitrariedad al empresario para despedir", indica Ferrer. El dirigente de UGT recuerda que la indemnización media ha bajado a los 26 días y que la tendencia se mantiene a la baja.

"Los que han provocado la crisis quieren que los trabajadores sean siervos y eso es lo que expresa la señora De Oriol. Suena a un discurso medieval", añade.

AMPLIACIÓN DE LAS PRESTACIONES POR DESEMPLEO

Uno de los asuntos que más preocupan a los dos sindicalistas es el de la devaluación de las prestaciones por desempleo, en un contexto de elevadísimas tasas de paro. Górriz exige al Gobierno que haga de la protección social "un instrumento que evite la pobreza y la precarización de la clase trabajadora". En su lugar, lamenta, "se han reducido las prestaciones y la cobertura de las mismas".

"La situación es dramática", apunta Ferrer, que relata los cambios en este apartado llevados a cabo por el actual Ejecutivo. "Se han suprimido el subsidio para mayores de 45 años y el de mayores de 52 se ha pasado a 55 años. Además, se han endurecido la prueba de rentas y el programa para el agotamiento del subsidio para sectores con carreras de cotización cortas".

También alerta de que, tomando los datos de la EPA de este martes, sólo cobran la prestación el 44% de los desempleados, según los cálculos de UGT. Por eso Ferrer pide un plan extraordinario para ampliar la cobertura de desempleo.

DESIGUALDAD SALARIAL

La demanda es clara: a trabajo igual, salario igual. "El salario no tiene que ir en función del tipo de persona, sino con la igualdad de los derechos humanos. No tiene que haber brecha ni entre jóvenes y menos jóvenes, ni entre hombres y mujeres", exige Górriz.

Igual de claro lo plantea Ferrer, quien recuerda que, antes del inicio de la crisis, ya existía una brecha salarial de más del 20% entre hombres y mujeres. "Pero con el poco empleo y con la precarización, la brecha aumenta y tiene como destinatarias a las mujeres, que forman el 70% del total de contratos parciales", asegura.

MEJORES PENSIONES

Los mayores son otro sector de la sociedad afectado por los recortes y desde UGT piden recuperar el Pacto de Toledo para acordar su revalorización.

"Los recortes con el llamado factor de sostenibilidad se han hecho para reducir las pensiones y promocionar las privadas", se queja Ferrer, quien ilustra estos y otros recortes con una frase de un "paisano" suyo: "Baja la prima de riesgo, pero cada día suben más los pobres".

 

Información cedida por ver más