TENDENCIAS

¿Cómo se fabrican los juguetes que te traen los Reyes Magos? Una visita a la fábrica de Famosa

05/01/2015 21:41 CET | Actualizado 06/01/2015 10:20 CET

Las muñecas de Famosa/se dirigen al portal...Un momento. Las muñecas van a Belén pero, ¿de dónde vienen? ¿De dónde salen las muñecas, las Nancys, los Pinypon? ¿Y los correpasillos, y los peluches? ¿Y los demás juguetes que llenarán, por cortesía de los Reyes Magos, las casas de los más pequeños el día 6 de enero? Un adelanto: en su mayoría, de muy lejos. De más lejos aún que los propios Reyes.

El del juguete es un sector tan conocido a nivel popular como desconocido en profundidad. Pocos saben que las 5.000 empresas jugueteras de la Unión Europea generan anualmente 16.000 millones de euros y 216.000 puestos de trabajo, siendo el europeo el mercado juguetero más grande del mundo desde el punto de vista cualitativo. Europa es el segundo fabricante a nivel mundial, por detrás de China y por delante de EE UU y Japón, mientras que consume el 16%, por delante de EEUU (14%), Japón (5,2%) y China (4,8%). España es el 5º en ventas en toda la UE, factura casi 1.300 millones de euros (la mayoría gracias a exportaciones) y consume mil. La media anual es de unos 180 euros anuales por niños, y este año se espera un ligero aumento, en torno al 5%, del consumo respecto a los anteriores.

A finales de noviembre, la fábrica de juguetes de Famosa situada en Alicante estaba a tope de producción. El Huffington Post pudo comprobar cómo es el proceso de fabricación de algunos de los juguetes que muchos pequeños recibirán este martes. Un proceso que comienza mucho antes y que culmina en distintas factorías: tanto en la de Alicante como en otra situada en China, donde se terminan de realizar la mayor parte de los juguetes. Pero volvamos 18 meses atrás: al momento de pensar.

(Sigue leyendo después de la galería...)

La fábrica de Famosa

LO PRIMERO, LAS IDEAS

Los juguetes llevan su tiempo. Un tiempo largo, muy largo. "Antes del verano [de 2014], los equipos de creación y diseño ya estaban trabajando para noviembre de 2016. Y eso que no sabemos cómo será noviembre de 2015...", explica José de la Gándara, consejero delegado de Famosa, en las instalaciones de la fábrica en Alicante. "El objetivo es crear ilusión", afirma. Pero también hay otro, que refuerza al primero: "Llegar al año siguiente con juguetes que potencien valores, que sean formativos".

De la Gándara cuenta una anécdota muy ilustrativa sobre un conflicto armado: "Los refugiados de guerra tenían un kit de emergencia, y los niños también. En el de los niños había un oso de peluche, porque un juguete es una herramienta esencial para que el niño se desarrolle".

Por ejemplo, este año han decidido innovar con unos nuevos juguetes, los llamados Mutant Busters, unos muñecos que luchan para salvar el planeta. ¿Y cómo se llega a ello? "Los niños nos dijeron que era un concepto que querían tener. El desarrollo fue un proceso sencillo, también gracias al equipo que tenemos en Famosa", presume Eduardo Garagorri, director de ventas y márketing de la empresa. "Los testamos con el Instituto del Juguete, y planteamos cómo surge la historia, de dónde vienen y quiénes son", explica. A partir de ahí crean también los escenarios: el Mar Ácido, la Isla del Pánico, el Cuartel de la Resistencia... Y también liman otros aspectos. "Conceptos como ¡el tipo de letra!", cuenta Garagorri, "que hay que testar con los niños".

PENSAR Y EJECUTAR

"Es una elaboración detallada, con un proceso minucioso", explica Garagorri. Hoy día los juguetes se elaboran de un modo distinto que el de hace 50, 20 u 8 años, gracias por ejemplo al desarrollo del 3D, que permite crear prototipos después de un pequeño testeo.

Esos prototipos ya son "para jugar, para tomar decisiones", relatan. "Los pintamos a mano, meses antes del lanzamiento". ¿Y cómo se crea el físico, la cara de un muñeco?, se preguntarán muchos. Los jefes de Famosa lo confiesan: "A veces tienen cierto parecido con los diseñadores", ríen. ¿En quién inspirarse mejor que en uno mismo, o en el compañero de al lado?

A ESCALA INDUSTRIAL... Y A GOLPES

China es, en su mayor parte, el destinatario de la producción de Famosa. En su planta de Alicante ya solo se fabrican los juguetes de jardín (casitas, toboganes) y los vehículos, con o sin motor.

"Hay un proceso de control y calidad, no solo a la salida de la fábrica sino también antes. Pasan por las mesas de calidad, y ahí preveemos problemas: puntas, filas cortantes... Les hacen [a los juguetes] perrerías de todo tipo para ver que funcionen igual que con los niños", explican los responsables de Famosa.

Un paseo por la fábrica así lo muestra. Cada una de las zonas tienen bien señalizados los controles de calidad, y al final de cada línea (ya sea de soplado o por inyección, los dos métodos de producción en esta factoría, o en las de montaje final) hay un carrito con piezas descartadas, que no están perfectas al 100%. Hay controles continuos, pero también aleatorios en las distintas líneas de producción y en cada paso del proceso.

Los juguetes que se fabrican en Alicante, al ser únicamente de exterior (líneas como Pinypon, Nancy o Nenuco se crean en esta factoría alicantina, pero se producen en China), hacen que las máquinas que los producen estén especialmente activas en enero y febrero (para la temporada de verano) y en septiembre, octubre y noviembre, para la de Navidad. Durante esta visita se están dando ultimando los pedidos para Sus Majestades de Oriente (se realizan unos 4.000 productos cada día) y además de ser fabricados, miles de cajas de cartón llenas de 4x4 o casitas de jardín se acumulan en almacenes de altísimos techos.

En China el proceso es algo distinto, pero los controles de calidad igual de estrictos. En mayo, unos seis meses antes de la venta masiva de Navidad (un periodo en el que se concentra el 60% de la venta anual), los juguetes se fabrican a escala industrial en el gigante asiático y de ahí se mandan a España. En el caso de los nuevos Mutant Busters, por ejemplo, "hay capacidad para fabricar unas 10.000 figuritas al día. Hay que anticipar las órdenes de fabricación", explican, porque ya metidos en temporada alta hay poco margen de maniobra. "Nuestros productos llegan [a España] en palets tras 40 días en barco desde China. Pasan test de estrés con temperaturas extremas y se guardan en un almacén logístico en Onil (Alicante), donde duermen".

(Sigue leyendo después de los datos)

LOS JUGUETES, EN DATOS


  • La industria del juguete supone unos 16.000 millones de euros anuales para la Unión Europea y genera unos 216.000 puestos de trabajo.
  • Europa es, tras China, que se lleva el 60% del mercado, el segundo fabricante mundial. Tras ella, Estados Unidos y Japón.
  • Europa es el mayor consumidor mundial (16%) por delante de EE UU (14%), Japón (5,2%) y China (4,8%).
  • Reino Unido, Francia y Alemania son los principales fabricantes de la UE. Tras ella, Italia y España, 5º país en ventas (un 6'5% de cuota anual), con casi 1.300 millones de facturación al año y 1.000 de consumo.
  • En España hay 194 empresas jugueteras (el 98% de ellas, pymes). Valencia concentra algo más del 40%.
  • España factura (en producción) 1.277 millones de euros.
  • En Reino Unido, el gasto por niño y año en juguetes es de 400 euros. En España, 180 euros.
  • Para la temporada de Navidad de 2014/2015 se prevé un aumento de un 5% de las ventas.
  • En España, lo más vendidos son muñecas y juguetes de preescolar (con un 19% de las ventas).
  • El 60% de las ventas se concentran en Navidad.
  • Famosa tiene más de 700 productos diferentes.
  • Las muñecas son su principal creación, acumulando un 65% de las ventas.
  • La media de fabricación por línea en la factoría de Alicante, de unos 28.000 metros cuadrados, es de unos 4.000 productos diarios.
  • En Alicante se fabrican unos 200.000 juguetes de exterior al año.
  • En China, por otra parte, se fabrican más de 50.000 Nancys (que nacieron en 1968 y se relanzaron en 2006).
  • La venta online supone un 30% de la de juguetes en España.

¿Y DESPUÉS DE LA FÁBRICA?

No todo acaba aquí. ¿Cómo lograr que los niños se enteren de que existen esos juguetes? Y lo más difícil, ¿cómo conseguir que los quieran? El proceso hoy día es cada vez más largo. "Hace años el proceso acababa aquí, pero ahora es más técnico", relatan los responsables de Famosa. Actualmente se crean actividades paralelas: "Una web con juegos, con interacciones con el producto, donde pueda verse el personaje... O realidad aumentada con los móviles, apps con juegos, códigos bidi".

Sin olvidar el anuncio de televisión, un clásico especialmente importante en las fechas navideñas. Como lo resumen en la fábrica: "24 meses contados en 15 segundos". Unos pocos segundos que todavía siguen suponiendo entre el 80% y el 90% del presupuesto de comunicación de las empresas. Y eso que cada vez otras pantallas como las tabletas adquieren más protagonismo, tanto en el tiempo que los niños (y sus padres) las consumen como en la calidad, ya que aportan más experiencias y más ricas.

Como cada vez van haciendo más, esta empresa ha dado un paso para intentar estar más cercana y presente, para diversificarse: abrir su propia tienda online. Todavía supone un pequeño porcentaje de la facturación (aunque en el mercado la venta online de juguetes ya supone un tercio del consumo) pero les permite saltarse al distribuidor y tener una atención más personalizada, así como saber de primera mano características fundamentales de sus clientes: qué quieren, desde dónde lo piden, con cuánta antelación... Y así también pueden mostrar sus alrededor de mil referencias, difíciles de encontrar en todas las épocas del año en cualquier tienda, por grande que sea.

¿QUÉ ES EL ÉXITO PARA UN JUGUETE?

El proceso de creación y el tiempo de consecución de todo el juguete es largo. Son muchos meses, materiales, kilómetros y personas (700, entre España y China) implicadas en el proceso. Entonces, ¿cuándo se puede decir que un juguete ha sido un triunfo?

"Hay un poco de todo", reflexiona De La Gándara. "Juguetes que se amortizan en un año, basados en licencias [como los de Hello Kitty!] o en películas [los de Disney, por ejemplo], y luego los llamados evergreen, los eternos a los que solo se les van cambiando detalles, con una parte permanente y otra que se va adaptando a los gustos". Ese podría ser el caso de Nancy, por ejemplo, que además de venderse con sus clásicos vestidos, en las temporadas más recientes también viene con esquís o con una bici (rosa, eso sí).

En unidades, depende. Pocas unidades serían unas 15.000, mientras que un "exitazo total" supondría fabricar entre 80.000 y 100.000.

Pero que un producto sea ese deseado exitazo también pude ser un problema. "Tenemos poca capacidad de reacción. [Su éxito] se sabría en noviembre o a primeros de diciembre, así que sería posible [aumentar la producción y cubrir la demanda] para la siguiente primavera/verano", confiesan. Sin embargo, con los primeros lanzamientos de juguetes prefieren quedarse cortos que pasarse. "Es mejor exportar en cantidades prudentes, porque a veces hay que comerse los juguetes", afirman.

Nadie sabe quién será el ganador de esta Navidad, ni que elegirán Sus Majestades. Probablemente no será oro, incienso ni mirra, sino juguetes, tablets, bicis, libros, algo de carbón... Y unas cuantas muñecas que salen de Alicante para dirigirse al portal.

MÁS SOBRE JUGUETES