POLÍTICA

Impasse en el PP

08/04/2015 09:19 CEST | Actualizado 08/04/2015 09:19 CEST
REUTERS

La intervención de Mariano Rajoy cuenta, a la vista de lo que dice la prensa esta mañana, con muy pocos satisfechos, tanto dentro como fuera de nuestro país...

"Mariano Rajoy pretende sofocar los disturbios en el Partido Popular". Así se ve desde fuera, con los ojos del corresponsal del Financial Times, lo sucedido ayer en la calle Génova. Una sensación que desde dentro nadie se atreve a contradecir. Hasta ABC no duda en titular: "Todo igual... hasta el 25 de mayo".

Sigue leyendo después de la imagen.

2015-04-08-1428477377-5999657-abc.75021.jpg

Como señala El País en su editorial "Rajoy tapona la herida", "el presidente trata de aplazar la crisis del PP en beneficio de recuperar votos perdidos" y para ello, nos aclara David Gistau, utilizó el gregarismo que los partidos potencian en su estructura y "por el cual el timonel sabe que no necesita gastar energía en convencer a nadie: le basta con el principio de autoridad sectaria para discriminar toda visión de las cosas que no sea la propia".

En este sentido, Manuel Jabois resume: "El partido salió de la junta directiva muy reforzado en su tumbo, que nadie sabe cuál es". En un brillante artículo en El País en el que eleva a tótem de la comunicación política la pantalla de plasma instalada en la sala de prensa, Jabois nos hace ver que "la junta directiva del PP... es el único lugar de Madrid en el que se pueden juntar 600 personas a darse la razón sin que la policía los identifique... Después, en cuanto se dispersan, comienzan las interpretaciones simbólicas de cada palabra del líder, como si en el discurso de lo obvio se agazapasen teorías complejísimas del pensamiento político, tales como si hay que echar a Cospedal".

No obstante, no todo es unanimidad en el PP...

Cayetana Álvarez de Toledo firma una tribuna en la que escribe "lo que me habría gustado decir, presidente". La diputada aznarista y aguirrista explica en El Mundo que no pudo intervenir porque, "cuando el presidente acabó de hablar se dio, abruptamente, el acto por concluido sin que ninguno de los asistentes pudiera tomar la palabra". Para decir, por ejemplo, que "la economía no lo es todo. La economía es mucho, pero no lo es todo ni es suficiente".

La cuestión, nos aclara Ernesto Ekaizer en El País, es que la estrategia de Rajoy pasa por la misma pregunta con la que Ronald Reagan terminó su debate televisivo con Jimmy Carter: "¿Está usted mejor de lo que estaba hace cuatro años?". Sustitúyase usted por España y el PP volverá ganar. El escritor Antoni Puigverd asegura en La Vanguardia que Rajoy es "un presidente mudo. Se acerca a los exámenes finales sin haber explicado cuál es su proyecto para España".

El debate político no parece afectar, sin embargo, a la marcha de la economía, que sigue arrojando buenos resultados en los mercados...

Sigue leyendo después de la imagen.

2015-04-08-1428477415-3825257-5dias.75019.jpg

"Mercados al rojo vivo", titula a toda página Cinco Días después de que el IBEX subiera ayer un 0,83% y alcanzase nuevos máximos en cinco años. El dinero se mueve y España también recibe el respaldo financiero porque, como destaca ABC, "España cobra por primera vez por colocar deuda pública a corto plazo". Gracias, explica, a las compras del Banco Central Europeo y a una mejora económica que Hacienda ve en que "las declaraciones de IRPF vuelven a crecer tras dos años de retroceso". 

Pero no todo son buenas noticias económicas porque leemos en La Vanguardia que "el Fondo Monetario Internacional enfría los ánimos sobre la recuperación" porque "Europa, Estados Unidos y Japón crecerán sólo el 1,6% hasta el 2020". Una fase de estancamiento, por tanto, que coincide, nos explica Le Monde, con la fase de adelgazamiento en la que han entrado los llamados países emergentes después de haber crecido en "una década bendita" que llega a su fin.

Lo que parece no tener final es la disputa entre Grecia y Alemania que se reaviva con la visita de Alexis Tsipras a Rusia...

"La Unión Europea advierte a Atenas sobre el particular camino que toma con Moscú", "un camino especial que puede alejarle de los valores democráticos europeos", asegura Hans-Ulrich Wehler en Die Welt. Es "un caballo de Troya para el líder griego", advierte Andrea Rizzi en El País, porque "el viaje es legítimo... pero es obvio que se produce en un momento en el que Putin es ya claramente un adversario de Occidente" cuya amistad es un regalo envenenado para el primer ministro griego.

Mientras, el ministro de economía, Sigmar Gabriel, es aplaudido por el Frankfurter Allgemaine por rechazar de plano la reparación que exige Atenas por la ocupación nazi; tan sólo Stefan Ulrich en el Süddeutsche pide "más compasión" y propone compensar a Grecia de otra manera: a través de fundaciones, donaciones, subvenciones, proyectos conjuntos de construcción... "para reparar así el daño causado por el Reich".

Y, entre tanto, otro país del sur y del euro se ve obligado a vender sus joyas...

Así se podría calificar el palacio de la Toscana que perteneció a la familia Piccolomini que dio nada menos que dos papas. El castillo medieval de Modanella, detalla La Vanguardia, tiene 115 habitaciones y una finca de 630 hectáreas que el estado italiano vende a precio de ganga: 28 millones de euros.

El tuit de esta mañana nos habla de un gigante prehistórico resucitado...

Al menos en el nombre, advierte el New York Times, para reseñar el trabajo de un grupo de científicos que ha encontrado numerosas evidencias fisiológicas que diferencian al Apatosaurio del Brontosaurio. Este último, gran vegetariano de cuello largo mítico en las películas, había desparecido científicamente por sus similitudes hace más de un siglo... y ahora vuelve.

Puedes escuchar la revista de prensa de José María Patiño cada mañana a las 7:40 en Hoy por Hoy, en la cadena SER, o pinchando aquí.