POLÍTICA

Podemos volverá a votar 'no' a la investidura de Susana Díaz

13/05/2015 07:21 CEST | Actualizado 13/05/2015 07:21 CEST
EFE

El PSOE-A y Podemos han constatado de nuevo a última hora de este martes sus diferencias para la investidura como presidenta de la Junta de Susana Díaz, al no conseguir llegar a ningún tipo de acuerdo y mantener sus posiciones, lo que implica que la formación de Teresa Rodríguez se opondrá a la elección de la socialista.

Delegaciones de ambos partidos han mantenido en el Parlamento andaluz su tercer encuentro en un intento de acercar posturas y con el objetivo de que Podemos (15 diputados) se abstenga en la tercera votación sobre la investidura, prevista para este jueves a las 11.00 horas, pero al término de la misma los portavoces de ambas formaciones han constatado un nuevo fracaso en las negociaciones.

Ante el 'no' de Podemos, los socialistas andaluces sopesan aplazar la nueva votación hasta después de las elecciones del 24 de mayo, según asegura El País. El PSOE, según ese diario, da por hecho que hasta después del 24-M no será posible la investidura de su jefa de filas, ya que ningún grupo está dispuesto a ceder.

Después de más de dos horas y media de reunión, los negociadores de Podemos, el secretario de Organización, Sergio Pascual, y Manuel Garí, hombre de confianza de la secretaria general, Teresa Rodríguez, han expresado su "profunda decepción" por el resultado del encuentro.

"El jueves vamos a votar no porque no se ha producido un avance sustantivo en el terreno de los compromisos concretos y verificables. De hecho, el PSOE ha dado un carpetazo a un nuevo encuentro hasta después de las elecciones municipales y nos pide un acto de fe", ha lamentado Manuel Garí.

PODEMOS, "DEFRAUDADA"

Sergio Pascual ha indicado que su formación sale "defraudada" de la reunión porque parece que era "parte de un sainete que pretendía dibujar la jornada del jueves (por la próxima votación de la investidura) como portazo al diálogo" hasta después de los comicios municipales.

A su juicio, los andaluces "no merecen" que otras elecciones "condicionen" la conformación del gobierno andaluz, de ahí que Podemos haya propuesto nuevos contactos para precisar los contenidos de las propuestas que se negocian, una propuesta que al PSOE "no le ha parecido razonable". "No hay disposición por el PSOE a que el diálogo continúe como han dicho los andaluces en la urnas", ha criticado.

Podemos pone como condiciones para abstenerse en la investidura la ruptura de relaciones entre la Junta de Andalucía y los bancos que desahucian a familias sin recursos y la reducción de altos cargos de la Administración hasta conseguir una ahorro de más de 23 millones de euros para contratar docentes y profesionales de la sanidad y asuntos sociales.

El PSOE sostiene, en base a un informe jurídico de la Junta, que la medida sobre los desahucios puede ser "ilegal" y ha incluido una rebaja del 10% de los altos cargos de la administración, pero sin concretar sobre qué cantidad, respuestas que en absoluto satisfacen a la formación que lidera Teresa Rodríguez.

PSOE: "PODEMOS, INSTALADO EN EL TACTICISMO"

Muy distinta ha sido la versión del portavoz socialista, Mario Jiménez, que ha reprochado a Podemos que "siga instalado en el tacticismo" y en lo que denomina como el "bloque del no" a la investidura de Díaz, prevista para el jueves a las 11.00 horas, que a su juicio "encabeza" el PP andaluz.

Jiménez ha pedido a los negociadores de Podemos que se sumen a las "abstención responsable" para permitir que Díaz sea investida y forme gobierno y ha sostenido que la propuestas de su partido convierten la posición de Podemos en "difícilmente explicable" si finalmente se opone a la investidura.

El PSOE ha planteado a Podemos crear una comisión específica para regular la relación con los bancos que llevan a cabo desahucios y detallar en las primeras sesiones del Parlamento los altos cargos de la Junta para abordar una supresión.

LAS NUEVAS REUNIONES

El PSOE se reunirá este miércoles con los representantes de PP, Ciudadanos e IU en el marco de una nueva ronda de contactos con todos los grupos de la oposición.

En las dos primeras votaciones, la candidata a la Presidencia de la Junta ha contado con el voto en contra de los 62 diputados de la oposición (PP-A, Podemos, Ciudadanos e IULV-CA) y solo con el apoyo de los 47 parlamentarios del PSOE-A.

Díaz necesita una mayoría simple, es decir, más votos positivos que negativos, según se recoge en el Estatuto de Autonomía y en el Reglamento de la Cámara. De este modo, le valdría con que se abstenga el PP-A -33 diputados- o Podemos y Ciudadanos -15 y 9, respectivamente-.

Si bien, según establece el artículo 118 del Estatuto, si transcurrido el plazo de dos meses a partir de la primera votación --es decir, el 5 de julio--, ningún candidato hubiera obtenido la mayoría simple, el Parlamento quedará automáticamente disuelto y la presidenta de la Junta en funciones deberá convocar nuevas elecciones.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Los andaluces votan


Susana Díaz, en imágenes

OFRECIDO POR NISSAN