INTERNACIONAL

La UE acuerda reforzar los controles en la frontera exterior ante la amenaza yihadista

20/11/2015 18:26 CET | Actualizado 20/11/2015 18:29 CET
EFE

La Unión Europea, sonada aún por la andanada terrorista de hace una semana en París y lenta -como casi todas las enormes maquinarias administrativas-, empieza ahora a tomar las primeras medidas ante la amenaza yihadista creciente. Avanzar en la raíz es más complicado y lento, así que el paso inicial se da en el control de fronteras.

La reunión de ministros de Justicia e Interior mantenida hoy en Bruselas ha acabado con un acuerdo unánime por el que se aprueba una "revisión selectiva" del Tratado de Schengen para tratar de blindar las fronteras exteriores de la Unión.

¿Qué se hará y cómo te va a afectar?

El Tratado de Schengen ahora en vigor va a ser retocado para hacer obligatorios los "controles coordinados y sistemáticos de las fronteras exteriores de la UE para reforzar la seguridad", en palabras del ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz. Hasta hoy, este tipo de controles eran aleatorios y temporales. De aquí a finales de año habrá que redactar las nuevas condiciones y protocolos y la Comisión Europea los aprobará. Hasta entonces no se precisará punto por punto el nuevo escenario.

Sin embargo, ya ha trascendido algo que va a cambiar seguro: hasta ahora, las personas con pasaporte comunitario que entran en la UE pasan un control policial y, salvo en caso de que respondan a perfiles de riesgo, apenas son sometidos más que a una mirada superficial de su documento identificativo. Con el nuevo cambio, las autoridades estarán obligadas a escanear todos los documentos para cruzar esa información con las bases de datos de Interpol y el Sistema de Información Schengen de Segunda Generación o SIS II, que es la base de datos europea.

Así, los datos de todos los ciudadanos se cruzarían con los ficheros policiales europeos para identificar antecedentes u órdenes de busca y captura contra determinadas personas y así proceder a su vigilancia o detención. Los estados miembros pueden introducir desde ya estos controles, pero por ahora no es obligatorio, informa Europa Press. Lo será el año que entra. Ahora los estados, si quieren, pueden activar estos controles, pero sólo por tiempo limitado y siempre por "factores de riesgo específicos", como es el caso de Francia ahora, en estado de emergencia por alerta terrorista durante tres meses.

El titular de Interior francés, Bernard Cazeneuve, que es quien ha impulsado la medida, sostiene que "no se puede permitir otra tragedia en Europa" y que medidas como esta van orientadas "al camino correcto".

¿Qué harán con los datos?

Además de reforzar los límites de la UE, los ministros reunidos en la capital comunitaria han reclamado también la creación, cuanto antes, del Registro de Nombres de Pasajeros (PNR, por sus siglas en inglés). Los Veintiocho llevan negociando su creación

desde 2011, con muchas dificultades, a causa de las dudas de la Eurocámara con las garantías de privacidad de este sistema. Los miembros reclaman un acuerdo sobre este asunto antes de que acabe el año.

Piden que el PNR europeo se aplique también a las vuelos internos de la UE, no solo a los extracomunitarios, y que se emplee para cotejar delitos nacionales y no solo transfronterizos. También quieren que los datos estén disponibles durante "un largo periodo de tiempo" después del vuelo y no un mes como se planteó en las negociaciones, ni un año como exigía Francia.

La comisaria de Justicia, Věra Jourová, ha prometido que la protección de los datos se va a garantizar "por completo".

Tanto en los atentados del pasado enero contra Charlie Hebdo como en los del pasado viernes los atacantes habían nacido dentro del territorio comunitario.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

turistas ue

Pasajeros esperando en el aeropuerto de Sevilla.

¿Qué otras propuestas se han hecho?

La Agencia de Fronteras Exteriores de la UE (Frontex) desempeñará un papel "más activo" a partir del momento en que las medidas propuestas por Francia sean aprobadas por el resto de socios europeos, para poder detectar individuos sospechosos de ser retornados de zonas de conflicto o traficantes de seres humanos y armas.

El debate prosigue este viernes y se centrará en sus últimas horas en el control de armas de fuego en la UE. La Comisión propuso el miércoles endurecer la lucha contra el fenómeno de la relativamente fácil adquisición de armamento en países como Bélgica, cuna y refugio de islamistas en Europa. La ministra de Interior británica, Theresa May ha pedido que, además del registro, se tomen "intensas" medidas sobre el control de armas de fuego en el territorio comunitario.

Otro de los restos que asumen los Veintiocho es la necesidad de mejorar el intercambio de información entre ellos, para seguir con más facilidad a los sospechosos y "neutralizar" posibles ataques futuros. "Decir que son necesarios esfuerzos adicionales es un eufemismo, hay lagunas intolerables", ha criticado el ministro de Interior luxemburgués y presidente de turno de la UE, Etienne Schneider, quien ha subrayado que existen herramientas útiles a disposición de los países, pero que no se ponen en práctica. "Seamos realistas, si no funciona es porque seguimos sin superar el problema de intercambio entre los servicios de inteligencia (*). Y París demuestra que hay que superarlo", ha zanjado.

Fernández Díaz también se ha referido a que el intercambio de información es una cuestión "sensible" para la Inteligencia de los Estados miembros, porque cuando se produce de manera multilateral "nadie sabe quien va a ser el destinatario último".

Los ministros pedirán además a la Comisión que elabore una propuesta sobre cómo poder acabar con los métodos de financiación del Estado Islámico, aunque no han trascendido detalles de pasos concretos para ello.

Y ADEMÁS...

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

NOTICIA PATROCINADA