INTERNACIONAL

El primer ministro de Canadá sorprende por sus conocimientos de computación cuántica (VÍDEO)

17/04/2016 12:16 CEST | Actualizado 17/04/2016 12:16 CEST

Hace yoga y boxeo, baila tango... y también sabe de ciencia. El primer ministro de Canadá Justin Trudeau es el político del momento y este pasado viernes se ha ganado unos cuantos millones de puntos más en su visita al Instituto Perimeter de Física Teórica de Waterloo, en Ontario.

Durante la rueda de prensa posterior, uno de los periodistas le fue a preguntar al político por la amenaza del Estado Islámico, pero antes quiso hacer una broma, teniendo en cuenta lugar en el que se encontraban. "Iba a pedirle que explicase lo que es la computación cuántica", se arrancó el reportero, entre las risas de sus compañeros, como si todos estuvieran compartiendo la ignorancia en temas de este calado. Sin embargo, cuando nadie lo esperaba, Trudeau ni se inmutó. Nada de replicar a la broma y escaparse por los Cerros de Úbeda. Recogió el testigo y respondió: "De acuerdo. Es muy sencillo, los ordenadores normales funcionan con... ".

Trudeau, entre las risas de los presentes que aún piensan que es una pose, insiste: "No, no, no me interrumpáis". Y sigue con su explicación, más que seria y razonable: "Un bit de un sistema informático normal puede ser uno o cero, encendido o apagado. Un sistema cuántico puede ser mucho más complejo que eso porque, como sabemos, las cosas pueden ser al mismo tiempo partículas y ondas. Y la incertidumbre alrededor de los estados cuánticos nos permite codificar más información en un espacio más pequeño. Es por eso que la computación cuántica resulta tan emocionante", concluye el primer ministro canadiense.

¿Acaso se te viene a la cabeza otro líder mundial capaz de hacer algo así... y sin leer ni una chuleta?

La insólita respuesta de Trudeau fue compartida rápidamente por los medios locales y las redes sociales. Algunos expertos fueron llamados para analizar lo ocurrido... y acabaron por aplaudir al político. Primero, por atreverse. Y segundo, por dar en el clavo.

Sabe de lo que habla. Un primer ministro nerd.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter